El vistazo para comprobar que los neumáticos del coche de segunda mano que quieres comprar están bien

El vistazo para comprobar que los neumáticos del coche de segunda mano que quieres comprar están bien
Sin comentarios

Normalmente se ha establecido como tope de vida para los neumáticos los 45.000 kilómetros o los cinco años de duración, pero es mucho mejor comprobar directamente cómo están para saber si hay que sustituirlos o no. La vida de un neumático va mucho más allá de un par cifras de tiempo y distancia. Más que la edad o los kilómetros lo que verdaderamente afecta a la duración de las gomas es la forma de conducir y el estado mecánico del coche.

Cuando se compra un coche de segunda mano, no está de más que hagamos una pequeña revisión para asegurarnos de que vamos a recibir un coche con unas gomas que tengan vida por delante y no tengamos que aflojar el bolsillo en poco tiempo. 

Modos de desgaste más común en los neumáticos

Neumatico Frontal

Con un simple vistazo a la banda de rodadura, podemos comprobar si los neumáticos tienen algún problema. Estos son las principales formas de desgaste que te darán pistas para saber si hay que cambiar esas ruedas o incluso si hay algún otro problema:

  • Desgaste regular en toda la superficie:  Gasto normal que se debe al uso del neumático. El dibujo tiene que tener un grosor mínimo de 1,6 milímetros, si se acerca a esta medida, el neumático debe de ser sustituido inmediatamente.
  • Desgaste por el centro: Suele ser señal de exceso de presión en los neumáticos, por lo que hay más rozamiento en esta zona. También es común en coches de ciudad o en conducciones agresivas con acelerones potentes.
  • Desgaste por los laterales: Puede deberse a que las ruedas del coche no están correctamente alineadas, por lo que es necesario hacer al automóvil un paralelo.
  • Roturas por impacto: Son desprendimientos de goma que se dan en el neumático al chocarse con algo: un bache, un bordillo, un badén. En el caso de que sea muy importante, hay que cambiar esa rueda.
  • Cortes en el neumático: Causados por agentes externos como cristales, partes de la carrocería o diferentes elementos afilados. Si se detecta un corte de este tipo, se debe de acudir a un profesional.
  • Pinchazos: Cualquier objeto punzante que quede clavado en la rueda. Si tiene la profundidad suficiente, el neumático va a perder presión. En caso de encontrar algún clavo o tornillo, acude a un especialista para que lo repare.
holaFly

Si buscas coche...

La mejor oferta de coches nuevos y de segunda mano, la tienes sin salir de Motorpasión. En el buscador de coches de Carsbarter te esperan más de 200.000 modelos para que elijas, y puedes entregar tu coche como parte del pago. Además, en Compra de Coches publicamos diariamente ofertas seleccionadas por nuestro equipo editorial, para que no te pierdas los precios más interesantes.

Foto | deanhochman

En Motorpasión | Las cinco zonas donde se acumula más suciedad en un coche de segunda mano que hay que revisar

Temas
Inicio