Publicidad

Si no pagas la cuota de alquiler de la batería se bloquea la recarga

Si no pagas la cuota de alquiler de la batería se bloquea la recarga
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Renault ha sido de las primeras marcas en ofrecer sus coches eléctricos con la batería en alquiler, para así reducir el precio de compra del coche, y también para dar garantía de por vida a la batería, y con ello más tranquilidad y seguridad al comprador, le pase lo que le pase a la batería, y suceda cuando suceda.

Nissan después de un tiempo también ha dado la opción del alquiler, sin eliminar la compra, en el nuevo Nissan LEAF, y otras marcas como Smart con su Smart ForTwo ElectricDrive también lo hace, ofreciendo las dos opciones, como Nissan. La cuestión que algunos conductores y posibles compradores se planteaban era qué pasaría si el propietario del coche dejaba de pagar la cuota mensual de alquiler de las baterías.

DRM, el 'quid' de la cuestión

Pues bien, Renault, al menos en su último modelo, el Renault ZOE, se ha acogido a lo que se conoce como DRM (Digital Rights Management) en su coche, o gestión de derechos digitales, para poder bloquear la recarga de la batería si no se paga la cuota mensual de alquiler.

En el propio contrato de alquiler se incluye una cláusula en la que Renault se reserva el derecho de evitar que se recargue la batería al final del período de alquiler.

Esto sugiere que puede haberse colocado en el coche un módulo de gestión remota del sistema de recarga de la batería, y que Renault puede acceder a él e impedir electrónicamente que la batería se recargue. Como hemos hablado en otras ocasiones, los coches eléctricos modernos están conectados a Internet, mediante un módulo GSM, para enviar ciertos datos de uso, siempre que el propietario lo acepte.

Estos datos sirven por ejemplo para las estadísticas de uso, los historiales de consumo y eficiencia, las predicciones de autonomía restante, el control del estado de la recarga, la comunicación con smartphones, etc. Obviamente se tratan de manera privada y confidencial.

Esto por otra parte no debería de resultarnos chocante, primero porque cada vez estamos más conectados con nuestro teléfono o tablet, y segundo porque en el fondo si no se paga por un servicio o producto, es normal que quien vende o presta el servicio haga valer el contrato y la lógica: si no pagas, te quedas sin él.

¿Vosotros que opináis sobre este asunto?

Vía | Electronic Frontier Foundation En Motorpasión Futuro | El Nissan LEAF comparte datos privados por Internet (pero tiene solución)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio