Publicidad

¿Qué es la pintura autorreparable y cómo funciona?

¿Qué es la pintura autorreparable y cómo funciona?
Sin comentarios

Desde hace algunos años existe un tipo de pintura para automóvil denominada autorreparable, o anti-arañazos. Se ha podido ver en varias marcas, como por ejemplo Nissan o Infiniti, o con diferentes nombres en otras (Lexus también tiene la suya). En esencia nos referimos a una pintura con cierta capacidad de reparar por sí misma los arañazos leves. Estas marcas japonesas por ejemplo la llaman Scratch Shield.

El truco de esta pintura es la última capa transparente que se aplica sobre el color, a modo de laca. Esta es más gruesa y además contiene una resina, poli-rotaxano, que la hace más elástica y a la vez resistente. De este modo cuando se produce un arañazo superficial, con esa elasticidad, y gracias al efecto del calor (vale con una temperatura ambiente templada o cálida), se disimula o desaparecen los arañazos porque moléculas de la resina vuelven a rellenar el surco del arañazo.

Esquema poli-rotaxano

El poli-rotaxano es una supramolécula cuya estructura microscópica tiene forma de anillos alrededor de ejes. Imaginad estos ejes como cuerdas que forman una red, y que unas cuerdas se unen con otras mediante los anillos. De ahí que esta estructura sea tan elástica.

Hay que dejar claro que solo se pueden reparar los arañazos leves. Si el arañazo es muy profundo y además de la capa transparente de recubrimiento se daña la capa de color, o la capa base de imprimación, o incluso se llega a la chapa, el arañazo no se repara del todo, o habiéndose reparado la capa transparente, todavía se notará un poco el arañazo en el color, por debajo de la "laca", según incida la luz.

Este tipo de pintura autorreparable se pensó sobre todo por un motivo estético, para librarse de los arañazos superficiales que suelen aparecer al lavar el coche en máquinas de autolavado o al repasar en seco la carrocería. En general una pintura con esta última capa presenta unas cinco veces menos arañazos a la vista que una pintura convencional.

Os puede sonar también por la carcasa para iPhone que se presentó hace unos años. Se aplicaba la misma capa transparente de recubrimiento supercial al plástico de la carcasa que se aplica al color de la pintura de coche.

Pero además de esta pintura, hay otro tipo de pintura autorreparable, en estado experimental, que se pretende emplear en vehículos militares (por ahora en Estados Unidos). También repara por sí misma arañazos, pero su objetivo no es disimularlos y que no se noten tanto, sino proteger la chapa del vehículo contra la oxidación.

En este caso no hablamos de una última capa, sino de la imprimación, o sea, la capa base por debajo del color. A la pintura de imprimación se le añade polifibroblasto, es un polímero cuyas moléculas tiene forma de esferas dentro de las cuales hay resina oleosa. Cuando se araña la pintura y se rompen las esferas, se libera la parte oleosa que rellena el arañazo, recubriendo la chapa evitando que el aire y el agua entren en contacto con ella y se oxide.

Las pruebas que se han realizado muestran que se reducen mucho los problemas de oxidación en los vehículos militares que han sido pintados con esta pintura autorreparable y que aumenta mucho la resistencia a elementos muy agresivos como el agua salada.

Vídeo | AutoNetwork (YouTube) En Motorpasión Futuro | Nissan desarrolla un prototipo de coche con pintura autolimpiable

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio