Compartir
Publicidad
Publicidad

Noruega piensa en cortar el grifo de las ayudas a los coches eléctricos, mientras los alemanes quieren abrirlo más

Noruega piensa en cortar el grifo de las ayudas a los coches eléctricos, mientras los alemanes quieren abrirlo más
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo ya os explicamos cuáles son las claves del éxito del coche eléctrico en Noruega, el país del globo con mayor cuota de mercado para la movilidad eléctrica. Si sintetizamos, podríamos decir que la situación de los hogares en Noruega, junto a los incentivos fiscales con los que está bonificada la compra de un coche eléctrico desde hace unos años, han generado un caldo de cultivo perfecto propiciando que ya se hayan superado los 40.000 enchufables matriculados desde que comenzaran las ayudas.

Las autoridades se preguntan ahora qué hacer. Por una parte, tenían pensando alargar este programa para el coche eléctrico hasta 2017, ahora bien, el objetivo marcado era de 50.000 eléctricos vendidos, cantidad que de seguir así se alcanzaría el próximo año. Mientras tanto, en Alemania, están pensando en premiar con más ayudas la compra.

En el caso germano, se piensa en las empresas, en subvencionar a partir de enero a estas con una ayuda cercana al 90% de la compra del vehículo si este posee una motorización eléctrica. Desde luego, se trataría de un gran impulso en un país en el que el 60% de las ventas de coches enchufables corresponden a flotas de empresa.

Volkswagen E Golf Alemania Ayudas

En cualquier caso, las matriculaciones en Alemania continúan una buena racha iniciada en mayo, en la que apenas han bajado de las 1.100 unidades vendidas al mes desde entonces. En total se calcula que son 24.000 los coches eléctricos que circulan por este país que posee 16 veces la población de Noruega.

De vuelta a Escandinavia, es bastante dudoso que el mercado de coches eléctricos consiguiera sobrevivir a día de hoy si se cortasen las ayudas, pese a las buenas cifras de ventas. Los estudios desvelan que la mitad de los noruegos que se ha comprado un coche eléctrico lo ha hecho mirando el bolsillo, mientras que un 27% ha argumentado motivos medioambientales (aunque pueda parecer un margen pequeño, lo cierto es que es la motivación ecologista es bastante elevada, lo que demuestra el nivel económico de estos hogares vikingos).

Nissan Leaf Oslo Bus Ayunt

Por su parte, los conductores de autobuses siguen rezando para que la fiebre por el coche eléctrico en Noruega llegue a su fin, o que, al menos, los expulsen de "sus carriles". Y es que, según las autoridades, el 85% de los vehículos que circulan en las horas más comprometidas por los carriles bus son vehículos eléctricos.

Vía | Hybrid Cars e Inside EVs
Imagen | Norsk Elbilforening (CC) en Flickr
En Motorpasión Futuro | Del carril bus al aparcamiento gratuito: Alemania se apunta a optimizar las ventajas para los coches eléctricos, Noruega en octubre: las ventas se mantienen con el Nissan LEAF a la cabeza y la aparición de grupos "anti-tesla"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos