Compartir
Publicidad
Publicidad

Los encuestados por Dunlop creen que el futuro del automóvil es la electricidad

Los encuestados por Dunlop creen que el futuro del automóvil es la electricidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una encuesta realizada por el fabricante de neumáticos Dunlop a amantes del motor, acerca de cómo creen que sería el futuro de los coches de carreras, muestra que una mayoría piensa que en 25 años los coches de gasolina y gasóleo serán cosa del pasado y que la electricidad será la energía mayoritaria.

En 50 años en cambio la mayoría piensa que será el hidrógeno la fuente de energía mayoritaria en el automóvil. Y en un futuro más lejano todavía, en 125 años, consideran que se utilizará el agua, el aire u otras fuentes de energía a día de hoy desconocidas. Más allá de los propios resultados de la encuesta, lo que se puede ver es que sigue habiendo conceptos que no se tienen todavía muy claros.

Bien, al menos lo que parece que la gente va teniendo claro es que no podemos seguir eternamente utilizando combustibles derivados del petróleo (pues es algo finito), y que la electricidad es una alternativa cada vez más cercana y real.

greengt_03.jpg

¿Primero electricidad y luego hidrógeno?

El 79% de los encuestados piensan que dentro de 25 años la gasolina y el gasóleo serán cosa del pasado. Casi el 49% considera que en 25 años los coches funcionarán exclusivamente con electricidad. Es muy extraño que si una mayoría piensa que en 25 años esto sería así, luego el 45% diga que dentro de 50 años funcionarán con hidrógeno.

No queda claro si con hidrógeno se refieren a coches eléctricos de pila de combustible de hidrógeno, o a coches de combustión interna adaptados para quemar hidrógeno, algo que existe desde hace décadas, y que no soluciona realmente nada (menos potencia, poca autonomía, alta ineficiencia y coste por km todavía más caro). Vamos a entender que se refieren a los primeros.

Digo que es extraño porque en la actualidad un coche eléctrico de pila de combustible de hidrógeno tiene como únicas ventajas frente a un coche 100% eléctrico la mayor autonomía y la mayor velocidad de repostaje. Lo repasamos hace poco en dos extensos y completos artículos especiales sobre la situación de los coches de hidrógeno hoy en día (os recomendamos su lectura si queréis tener todo claro al respecto).

Pero si los encuestados piensan que en 25 años los coches mayoritarios serán 100% eléctricos, será porque realmente estos han conseguido progresar y ser prácticos y utilizables para la mayoría de conductores, lo que significaría que habrían mejorado su autonomía y su velocidad de carga. Pero siendo así, entonces los coches de hidrógeno ya no tendrían ninguna ventaja sobre ellos. ¿Por qué iban entonces a imponerse 25 años después? No tiene sentido.

tesla-model-s-rojo-frontal-carretera-01.jpg

El hidrógeno no es una fuente de energía

Para empezar hay un concepto que no termina de estar claro: el hidrógeno no es una fuente de energía. Aunque sea el elemento químico más abundante en el universo, no podemos encontrar hidrógeno como tal, sino que tenemos que extraerlo de otros compuestos, y para ello tenemos que consumir más energía que la que luego nos devolverá ese hidrógeno. El hidrógeno es un carrier, un portador o un vector de energía, nada más (y encima lo es con una tasa de retorno energética negativa).

Eso sí, no todos los países encuestados opinan lo mismo. Por ejemplo los daneses y los alemanes (83% y 62% respectivamente) no creen que se hagan populares los coches de hidrógeno nunca. Los españoles en cambio creen que sí. Curioso.

En 125 años el 53% de los encuestados creen que el agua, el aire u otras sustancias desconocidas hoy, harán funcionar los coches. De nuevo se hace patente que hay más conceptos que no están claros.

honda-fcx-clarity-029.jpg

El agua no es un combustible

El agua no es una fuente de energía, ni tampoco es un combustible, no podemos extraer de ella nada de energía, ni podemos hacer funcionar un motor con agua. De hecho se podría decir que el agua es fruto de una combustión, de la reacción del hidrógeno con el oxígeno, y por tanto ya no tiene energía, ya se gastó, por decirlo así.

Esta idea de utilizar el agua para mover un coche debe de estar causada por una confusión generalizada y por la difusión del mal llamado "motor de agua", que en verdad no lo es, pues es un error lingüístico de nomenclatura.

La única forma de sacar energía del agua es aprovechar su energía potencial y energía cinética cuando tenemos el agua en un embalse, aprovechamos un salto de altura y hacemos que el agua haga girar una turbina para generar electricidad.

tata-mdi-citycat-01.jpg
Esto es un coche de aire comprimido

El mal llamado "motor de agua" no existe, es en todo caso un motor de hidrógeno, pues es el hidrógeno el que haría que el motor se moviera, por ejemplo siendo quemado en un motor de combustión interna. La particularidad sería que el hidrógeno se produciría a bordo del vehículo mediante un proceso químico: por ejemplo se puede extraer hidrógeno del agua combinándolo con boro metal.

Esta opción se propuso hace ya décadas, el siglo pasado, incluso aquí mismo, en España. Pero claro, el inconveniente es que hay que consumir boro, y el problema es que el boro es muy caro, de hecho es tan caro que los 100 km salen muchísimo más caros que con la mejor y más cara de las gasolinas. Aproximadamente se consumirían unos 3 a 3,8 kg de boro metal a los 100 km, y un kilo de boro cuesta unos 3500 euros. No salen las cuentas de ninguna manera.

Y con el aire pasa más o menos lo mismo. El aire por sí mismo no hace mover ningún motor. A día de hoy ya existen coches con motores a aire comprimido. Comprimido, no aire tal cual. Pero claro, hay que consumir energía, normalmente eléctrica, para comprimir el aire que luego hará funcionar el motor. De nuevo tenemos un balance energético negativo, y eso por no hablar de las pobres prestaciones de un motor de aire comprimido y de lo que se tarda en repostar.

¿Dentro de 125 años puede que haya nuevas formas de energía y sistemas de propulsión? Puede. O puede que no.

renault-zoe-03.jpg

En Motorpasión Futuro | El coche de hidrógeno no es solo humo: así es su tecnología y estos son sus retos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos