Compartir
Publicidad

Los coches que se aparcan completamente solos

Los coches que se aparcan completamente solos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días Ford nos mostró "el asombroso coche que se aparca solo" (The amazing self-parking car) así reza en el vídeo que la marca ha subido a la red. Pero lo cierto es que no es el primer vídeo de este tipo que vemos porque varios fabricantes están apostando por el aparcamiento autónomo o automático. Valeo, Audi, Nissan y Volvo también han presentado prototipos del estilo.

A día de hoy lo que podemos tener en cada vez más modelos, aunque no todos y normalmente de manera opcional pagándolo como extra, es un asistente para el aparcamiento, o en otras palabras, un sistema de aparcamiento semi-autónomo. El coche no se aparca realmente solo, aunque si realiza por sí mismo ciertas operaciones.

La tecnología ya está aquí

Los sensores laterales miden el hueco de la plaza para saber si el coche cabe. Y el propio coche girará el volante lo que sea necesario y en el momento oportuno para realizar la maniobra. Los sensores de distancia, normalmente de ultrasonidos, en el paragolpes delantero y en el trasero evitarán rozar o golpear a los otros coches.

Lo que sucede es que el conductor tiene que estar dentro y tiene que accionar el cambio, insertando la marcha atrás o la marcha adelante, según corresponda, y tiene que pisar el acelerador o el freno cuando sea preciso. El asistente le va dando instrucciones al conductor a través de la pantalla multimedia.

De un tiempo a esta parte estamos viendo cada vez más avances en conducción autónoma. Y sabemos que dentro de unos años, pueden ser algunos más, o pueden ser algunos menos, quizás en torno al 2020 o 2025, empiecen a generalizarse los coches de conducción autónoma.

Nissan aparcamiento autónomo NSC-2015

En un ámbito más reducido, controlado y menos "peligroso", tenemos los coches de aparcamiento autónomo, como este de Ford, que se aparca completamente solo sin que el conductor tenga que estar dentro del coche.

En el fondo ya tenemos la tecnología, y lo que amplía las posibilidades del sistema actual, es que el propio coche acciona las marchas (con una caja de cambios de control electrónico, es decir automática) y acciona el acelerador y el freno.

¿Es el sistema de Ford el único? Pues para ser justos conviene decir que no, y recordar a otros fabricantes que también ha presentado sistemas muy parecidos.

Control remoto BYD Su Rui

Los sistemas con control remoto

Hay un sistema bastante curioso que sin ser del todo autómomo, permite aparcar sin que el conductor esté dentro, aprovechándose de la electrónica, del cambio automático, y de los accionadores eléctricos de volante y pedales.

Así podemos recordar el sistema del BYD Su Rui, un sedán fabricado en China que tiene un mando a distancia que además de abrir y cerrar el coche, incluye un cursor con el que conducir el coche a baja velocidad desde fuera, y así permite aparcar el coche sin que el conductor esté al volante.

Cuidado, a diferencia de otros sistemas, este no es realmente un sistema de aparcamiento automático, sino que el conductor es el que controla en todo momento el coche, desde fuera, pero él decide hacia dónde va o cuando frena, y tiene que mirar bien para no rozar a nadie.

Los sistemas totalmente autónomos

En esta lista hay que hablar de Valeo Park4U. Mediante una aplicación para iPhone se supervisa y se ordena la maniobra de aparcamiento, pero ojo, el conductor no tiene el control, y el smartphone solo sirve para ver y supervisar cómo el coche aparca por sí solo.

Aquí sí tenemos sensores de distancia, y la electrónica del coche sabe cuándo parar y maniobrar para no rozar ni golpear a los coches colindantes. El sistema de Ford es muy parecido a este de Valeo. El conductor está conduciendo por una calle o aparcamiento, encuentra un sitio para aparcar, se baja del coche, y este aparca por sí solo.

Como explican en Ford, esto es una gran ventaja, ya que se puede aparcar el coche en plazas más estrechas y aprovechar mejor el espacio, ya que no hay que dejar márgenes para poder abrir las puertas y subir o bajarse del coche.

Otra ventaja del aparcamiento automático es que evita errores, por descuido o falta de pericia, que pueden tener los conductores, como ese roce que se da sin querer... También es bueno para personas mayores que tienen menos movilidad y flexibilidad, y su vista ya no es la que era, pero que desean, o necesitan, seguir usando su coche.

Los sistemas que hablan con el aparcamiento

En esta línea también tenemos el sistema de Audi Garage Parking Pilot, el de Nissan NSC-2015, y el de Volvo Autonomous Parking, donde nos bajamos del coche, le ordenamos que aparque, y él lo hace todo solo. De hecho podemos dejar el coche en la entrada del aparcamiento, y él mismo busca una plaza libre, llega hasta ella, y estaciona. Ya no hay ni que buscar un hueco.

Cuando queramos volver al coche lo llamamos, y viene. Una aplicación para smartphone nos permite saber que el coche se aparcó bien, y llamarlo para que "desaparque" y venga a la salida del aparcamiento.

Lo que sucede es que estos sistemas más evolucionados requieren de aparcamientos con cierta infraestructura, porque se utiliza también la comunicación inalámbrica entre el coche y el aparcamiento, en lo que se conoce como Car-to-Infraestructure (C2X, o Car-to-Grid).

El aparcamiento tiene balizas para saber qué plazas están libres, y balizas que emiten señales para indicar al coche por dónde moverse. En este último vídeo podéis verlo mejor en funcionamiento.

Vídeo | (1) YouTube (Ford), (2) YouTube, (3) YouTube (Valeo), (4) YouTube (Audi) En Motorpasión | Ford presenta un sistema de aparcamiento totalmente automático, sin conductor En Motorpasión Futuro | ¿Cuántas marcas tienen sistemas de aparcamiento automático?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos