Compartir
Publicidad

La Universidad de Michigan pretende poner en la calle una flota de coches autónomos para 2021

La Universidad de Michigan pretende poner en la calle una flota de coches autónomos para 2021
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Universidad de Michigan está preparando un importante proyecto para EE.UU. sobre conducción autónoma. El Instituto de Investigación del Transporte de la Universidad cuenta con un presupuesto de 18 millones de dólares (unos 13,2 millones de euros), del Departamento de Transporte del Gobierno Federal, para desarrollar en los próximos ocho años un programa piloto.

El objetivo es poner en las calles de la ciudad de Ann Arbor, al oeste de Detroit, una flota de coches autónomos en el año 2021. Antes de ello la Universidad construirá un circuito de pruebas, previas a salir a tráfico abierto, por valor de 6,5 millones de dólares (unos 4,8 millones de euros).

Primero la comunicación entre coches

Para empezar, como paso previo a las pruebas con coches que se conduzcan solos, se instalarán sensores y sistemas de comunicación inalámbrica entre coches, C2C (Car To Car) en 3.000 vehículos de ciudadadnos de Ann Arbor. También se instalarán sensores y sistemas de comunicación en los cruces más importantes y con más tráfico, en las autopistas y en curvas peligrosas (C2I, Car To Infraestructure).

Estos sistemas de comunicación entre coches y con las infraestructuras evitarán un número importante de colisiones en cruces, evitarán muchas paradas y harán más fluida la circulación. El conductor tendrá más información y datos. En el futuro estos se procesarían automáticamente por el cerebro informático del coche autónomo.

El instituto espera aglutinar a fabricantes de automóviles, empresas de telecomunicación y tecnológicas, empresas de alquiler de coches y compañías de taxi. Servirá también de sede para ingenieros, diseñadores y abogados, que trabajarán en las soluciones técnicas para estos coches autónomos, pero también pensarán en los nuevos diseños que permitiría el hecho de no tener que conducir obligatoriamente el coche, y en la legislación necesaria para regular su uso.

El proyecto, con coches reales y en condiciones reales, permitirá comprender qué tal funciona la conducción autónoma de verdad.

Para ser justos, debemos recordar que en Alemania ya se han realizado varias pruebas en carreteras abiertas al tráfico de sistemas de comunicación entre coches o con las infraestructuras, dentro de un proyecto europeo en el que participaron varios fabricantes diferentes, o la pequeña ciudad "fantasma" que creó Toyota para poner a prueba en Japón estos sistemas.

Vía | M Live En Motorpasión Futuro | Coches autónomos: qué nos cabe esperar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos