Compartir
Publicidad
Publicidad

La policía podría llegar a controlar el motor de nuestros coches de forma remota

La policía podría llegar a controlar el motor de nuestros coches de forma remota
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si a algunos ya no les está gustando la idea de que los coches puedan llegar a ser autónomos y se vean privados del placer de la conducción, no sé si les va a gustar la idea que, al parecer, está desarrollando la Unión Europea para ser instalada en todos los vehículos antes de final de esta década: el dispositivo de parada a distancia.

Este dispositivo golpearía de lleno en nuestra intimidad, pero al mismo tiempo estaría lleno de cuestiones prácticas. Su justificación a la par que evidente es casi ilimitada. Con él la policía podría terminar con las persecuciones a alta velocidad, podría ayudar a prevenir el robo de coches, contribuiría a la prevención de secuestros, haría prácticamente imposible que un terrorista o un criminal pudieran huir con un automóvil, etc.

2

Al mismo tiempo, y puesto que la policía ya no necesitaría de grandes y potentes coches para efectuar su trabajo, estos podrían desplazarse en pequeños coches eléctricos mucho más eficientes. Por supuesto que esto sistemas electrónicos también podrían ser pirateados por los “malos”, mediante genios de la informática, con lo que nada habríamos avanzado.

Este tipo de sistemas, en cierto modo, ya han sido probados. No hace mucho Renault nos sorprendió con su aviso de que iba a controlar a los morosos que no pagaran el alquiler de la batería bloqueando en remoto el proceso de carga. General Motors también puede controlar el sistema de arranque, así como el bloqueo de puertas, en remoto en aquellos coches provistos del sistema OnStar, y de hecho, en alguna ocasión, algún vehículo de estos ha sido utilizado por la policía como cebo para capturar a algún delincuente.

¿Cómo funcionaría el dispositivo de parada a distancia?

Su sistema de funcionamiento sería bien sencillo. Cada vez son más los coches que tienen acceso a Internet. Su funcionamiento estaría basado en la comunicación existente entre el coche y la Red. La policía desde una sala de control podría desactivar un vehículo con un simple toque en una pantalla de ordenador, para ello tan solo sería necesario que todos los vehículos se entendieran con el mismo lenguaje de comunicación, algo que la Unión Europea quiere legislar.

3

Este tipo de control policial podría estar en funcionamiento antes de acabar la década si los planes de la Unión Europea progresan adecuadamente y sería obligatorio para todos aquellos coches que se vendieran en el mercado europeo.

Vía | The Telegraph Foto | GETTY IMAGES En Motorpasión Futuro | Internet, hackers y la pérdida del control del vehículo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos