Compartir
Publicidad

La NHTSA inicia un estudio de cuatro años sobre la conducción autónoma

La NHTSA inicia un estudio de cuatro años sobre la conducción autónoma
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabíamos que la NHTSA, la agencia que se encarga de velar por la seguridad de las carreteras y de los coches en EE.UU., se estaba planteando la conducción autónoma (es decir coches que se conducen por sí solos) como sinónimo de seguridad, y así reducir el número de accidentes de tráfico.

Además del coche autonómo de Google, estamos viendo cada vez más propuestas de diferentes marcas al respecto: Volvo, Cadillac, Volkswagen, Lexus, Continental... De hecho se estima que podrían empezar a comercializarse entre 2020 y 2025. Pues bien la NHTSA ha dicho que hay que tomarse este asunto con traquilidad y ha dicho a los estados que no den licencias para este tipo de coches salvo con fines de investigación y prueba, y que sean especialmente vigilantes con las condiciones y resultados de las mismas.

La NHTSA quiere ser prudente, e ir por delante de los fabricantes, así que ha presentado una política y plan de investigación y directrices sobre los programas de pruebas de coches autónomos, tanto para los estados como para los fabricantes, para los próximos cuatro años, con el fin de evaluar su seguridad real.

De este estudio resultarán finalmente unas conclusiones para elaborar las regulaciones y leyes al respecto de cada estado. Por ahora los más adelantados son los estados de California y Nevada, que ya permiten circular coches autónomos en prueba por sus carreteras.

La NHTSA ha creado una escala de 0 a 4 para definir cuánto de autónomo es un coche. 0 es un coche convencional sin ningún tipo de asistencia a la conducción, 4 sería un coche totalmente autónomo, sin responsabilidad del conductor.

El coche autónomo de Google es un nivel 3, porque el conductor debe permanecer al volante por si hay que actuar y tomar el control en caso de emergencia. En el nivel 2 estarían los coches con asistentes como un control de velocidad de crucero adaptativo (mantiene la distancia de seguridad y frena o acelera) y mantenimiento en carril (actuando sobre la dirección). En el nivel 1 serían coches con un nivel bajo de asistencia, como un control de velocidad estándar o advertencia de cambio involuntario de carril.

Vía | Autoblog En Motorpasión Futuro | Cómo funciona el coche autónomo de Google, Coches autónomos: qué nos cabe esperar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio