Compartir
Publicidad
Publicidad

La bicicleta pública por fin llega a Madrid

La bicicleta pública por fin llega a Madrid
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué hacía falta para que la ciudad de Madrid tuviera un servicio público de alquiler de bicicletas? Estamos hablando de un servicio con el que cuentan, no sólo las principales capitales europeas, sino la mayoría de grandes (y no tan grandes) ciudades de nuestro continente. Algo de lo que Madrid, hasta el momento, ha carecido.

La puesta en marcha del servicio público de bicicletas para la ciudad de Madrid viene de la mano junto a la medida que os contábamos de aumentar el precio del estacionamiento en el centro para los vehículos con mayores emisiones de partículas y NOx, y será inaugurado en mayo de 2014.

Serán 120 estaciones que proporcionarán 1.650 bicicletas para la zona centro de la capital. Mientras que la alcadesa de Madrid nos cuenta que el objetivo es que el servicio sea utilizado, no tanto por los turistas, sino por los propios habitantes de la capital, observamos en contraste las tarifas previstas.

Aparcamiento para bicicletas Madrid

Los precios estarán ligeramente por encima de muchas ciudades europeas, como es el caso, por ejemplo, de Moscú. Para comenzar, la primera media hora costará 50 céntimos para residentes, cuando en la mencionada capital de Rusia, o en Londres, es gratuita. A partir de ahí, para pedalear en estas bicicletas será necesario abonar 1,20 euros cada hora (que se distribuirán para el pago en fracciones de 30 minutos) hasta llegar a los 120 minutos, momento en el que el valor de la hora en bicicleta pública alcanzará los 4 euros.

Y eso para los residentes, o para los poseedores del abono transportes de la comunidad (que pagarían 25 y 15 euros respectivamente de cuota de alta del servicio). Para los foráneos el precio de la primera hora es de 2 euros, y a partir de ahí, 4 euros. Son precios que pueden resultar chocantes, para muchos que hayan visitado otras ciudades con este servicio, y teniendo también en cuenta que la iniciativa se justifica económicamente por el ahorro que generará.

Carril Bici Madrid
Es cierto que las mencionadas cifras tampoco son como para festejarlas (si lo comparamos, con proyectos como el de Edimburgo, no sólo de bicicleta convencional, también eléctrica), sin embargo, los ciclistas tampoco deberían mostrar una actitud excesivamente quejumbrosa al respecto, viendo lo que ha costado que se implantase este servicio.

El proyecto conllevará del mismo modo una mejora en las infraestructuras de circulación, es decir, los ciclocarriles de la capital (sin olvidar, aparcamientos, de los que también os hemos hablado). Si bien, este es otro punto en el que Madrid, ha avanzado algo, pero en el que todavía le resta mucho trabajo por hacer, ya que, mientras que en el Paseo de la Castellana las bicicletas circulan por las aceras, en Dinamarca, Reino Unido u Holanda piensan en nuevas infraestructuras a modo de autopistas y calefacción.

Se puede argumentar en este último punto que se trata de ciudades con mayor uso de la bicicleta, y que, por tanto, merecen tales inversiones. Ahora bien, nunca dotar de infraestructuras dejará de ser una factor que fomentará la utilización de la bicicleta convencional y eléctrica. Una forma de movilidad urbana alternativa que, como es hemos contado en otras ocasiones, es ventajosa para el bolsillo, la salud y el medio ambiente.

Vía | El País Fotos | Flickr En Motorpasión Futuro | ¿Cual es el coste comparativo de la bicicleta y del coche para la sociedad?, En Roma se dispara el uso de la bicicleta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos