Compartir
Publicidad
Publicidad

Juneau, capital de Alaska, busca convertirse en un paraíso para el vehículo eléctrico

Juneau, capital de Alaska, busca convertirse en un paraíso para el vehículo eléctrico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se podría afirmar que Juneau es una gran urbe. Todo lo contrario, su población no llega a los 33.000 habitantes, y si no fuera por el peso administrativo que le confiere ser capital del estado de Alaska, sería una ciudad aún más desconocida. Pues bien, quizá estemos ante un caso de "contagio eléctrico por latitud", la que comparte mayormente con Noruega, porque las autoridades locales han decidido convertir este punto geográfico en un referente para el vehículo eléctrico.

Sí, aquellos que crean que la nada agradable temperatura invernal de esta localización es una desventaja en lo que se refiere a la vida de las baterías, no están más que en lo cierto. Sin embargo, hay otros motivos por los que se pretende que las tendencias en propulsión de los vehículos de Juneau sean similares a las existentes en California.

Porque si hablamos de movilidad eléctrica, no podemos dejar fuera del análisis una de sus grandes debilidades: la ansiedad por la autonomía. En Juneau, localizada al pie de un fiordo, quieren hacer de su situación una ventaja, más que nada porque los hábitos de conducción de sus ciudadanos no los alejan más de 60 kilómetros del centro por esta limitación geográfica, lo que la hace ideal para los márgenes actuales de autonomía.

Coche eléctrico nieve

Juneau ha comenzado a prepararse para el desembarco eléctrico. La ciudad ya cuenta con un distribuidor de Chevrolet que vende el Chevrolet Volt, y el mayor reto para ellos es incitar a la iniciativa privada para que un futuro no muy lejano cuenten con talleres especializados en reparación de coches eléctricos.

Por lo demás, los coches llegaría por mar, y teniendo en cuenta cómo funciona la economía de este emplazamiento, parecida a la de una isla pues sus recursos llegan mediante transporte marítimo, el mayor cambio que se experimentaría en su comercio portuario es que, de funcionar el proyecto, la cantidad de combustibles fósiles que llegaría sería mucho menor.

Ahora bien, todavía no hay nada definitivo. Se continúan estudiando las ventajas de lo comentado mientras se informa a la población del cambio de hábitos que supondría para ellos, se estudia en qué se ha de invertir más recursos, y se considera aprovechar el creciente turismo de la zona, que atrae a más de un millón de personas al año a Juneau, para que estos viajeros quieran explorar este recóndito punto del globo en un vehículo eléctrico de alquiler.

Vía | Plug-in Cars Foto | Flickr En Motorpasión Futuro | Noruega, el país amante de los coches eléctricos, California quiere 1,5 millones de coches sin emisiones para 2025

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos