Compartir
Publicidad

"Flash Charge", o cómo en Ginebra quieren recargar autobuses eléctricos en 15 segundos

"Flash Charge", o cómo en Ginebra quieren recargar autobuses eléctricos en 15 segundos
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La segunda ciudad más poblada de Suiza y sede de uno de los salones del automóvil más importantes del continente, Ginebra, añadirá una flota de doce autobuses eléctricos a su servicio de transporte público para unir el aeropuerto con un barrio de nueva creación llamado Praille-Acacias-Vernet. Hasta aquí todo bien, salvo porque los buses recargan fugazmente en las paradas.

El servicio de transportes de Ginebra o TPG (Transports Publics Genevois) ha contratado a la firma ABB por unos 14,5 millones de euros para montar una infraestructura de recarga "flash charging" enfocada a dichos autobuses, fabricados por HESS. Y... ¿en qué consiste exactamente? Pues, básicamente, la ruta contará con 13 paradas de recarga, capaces de reponer de energía a los buses, que por cierto equipan sus baterías en el techo, para un fácil acceso desde la estación.

La línea 23, que se estima dé servicio a unos 10.000 pasajeros diarios, contará con 13 estaciones de recarga flash (de las 50 totales), donde cada autobús eléctrico con capacidad para 133 pasajeros (doce unidades en total) recargará durante 15 segundos gracias a una infraestructura de 600 kW, unas cinco veces lo que ofrecen los supercargadores Tesla. Esta breve pero intensa carga servirá a cada autobús para seguir el recorrido y llegar a la siguiente estación, donde volver a recargar.

Al final de la ruta los buses podrán ser recargados durante unos cinco minutos utilizando uno de estos flash chargers para volver a empezar de nuevo. Según los impulsores del proyecto, esta idea supondrá reducir las emisiones de dióxido de carbono en unas 1.000 toneladas anuales frente a alternativas diésel.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio