Compartir
Publicidad
Publicidad

Entrar con un diésel al centro de Londres va a salir muy caro

Entrar con un diésel al centro de Londres va a salir muy caro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya conocemos la famosa Ultra Low Emissions Zone (Zona de bajas emisiones) del centro de Londres, establecida para luchar contra la contaminación en la ciudad y en la que entrar con un vehículo que emita más de 75 g/km de CO2 ya supone el pago de un peaje de 13 euros.

El pasado febrero escuchábamos nuevas restricciones encaminadas a echar, de forma literal, a los vehículos que no cumplieran con las normas Euro 4 en gasolina y Euro 6 en diésel. Pues bien, de momento, la peor parte se la van a llevar los conductores de vehículos diésel, a los que no se les prohibirá de momento el acceso, pero si tendrán que asumir un coste extra para circular por la ampliada zona de bajas emisiones. Entrar al centro de Londres les costará 25,25 euros.

La medida afecta a los vehículos en función de la anterior propuesta, es decir, las motorizaciones diésel que cumplen con Euro 6 podrán acceder sin pagar esos 12 euros de más, mientras que los coches de gasolina anteriores a 2005 (Euro 4) no se librarán de apocar.

El máximo responsable del ayuntamiendo de la ciudad en temas medioambientales, Matthew Pencharz, afirma que quieren tomar medidas sin precedentes en su lucha contra la contaminación. En concreto, lo que observamos es que se quiere dar un giro al más puro estilo japonés y desalentar a la población de que comprar un diésel es una buena idea si es para entrar en Londres.

londres-puente-contaminacion-trafico.jpg

Pencharz ha desestimado la prohibición total, de momento. Según el político, es injusto que un londinense que acaba de adquirir un coche vea que circular con este está prohibido de la noche a la mañana.

En cualquier caso, la presión hacia otros tipos de movilidad alternativa por parte de las autoridades está sirviendo de referencia a muchas otras ciudades y los coches eléctricos parece que serán los grandes beneficiados. Algunos expertos creen de hecho que esta es la única solución eficaz para luchar contra la contaminación en las ciudades.

Los pasos que Londres está tomando han comenzado a contagiar a otras ciudades británicas que planean la creación de sus propias zonas de bajas emisiones. Ya se contabilizan al menos 20, con ciudades como Sheffield, Leicester, Bradford, Birmingham o Bristol.

Vía | The Telegraph
Imágenes | Edvvc (CC) y David Holt (CC) en Flickr
En Motorpasión Futuro | Londres duplica en una década el número de personas que van a trabajar en bici, Los nuevos taxis londinenses tendrán que ser eléctricos a partir de 2018

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos