Compartir
Publicidad

El fuego del Tesla Model S y lo que habría pasado si el coche llega a ser de gasolina

El fuego del Tesla Model S y lo que habría pasado si el coche llega a ser de gasolina
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando el jueves comentamos las implicaciones económicas del incendio del Tesla Model S, lo cierto es que quedaban interrogantes por responder. ¿Cómo un coche puede arder de esta manera por topar contra un obstáculo de la vía? ¿Llegó el objeto a tocar las baterías del eléctrico? Ahora, Tesla y el mismo propietario del coche han dado más detalles sobre el siniestro.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el propietario del Tesla siniestrado es uno de los inversores de la marca. No es nada especial que suceda algo así: los propietarios de estos coches pueden ser sus máximos embajadores. En el caso de uno de los Fisker Karma incendiados el año pasado incluso sus propietarios mantuvieron su intención de invertir en la firma a pesar del fuego. En el caso del Tesla Model S, ha sido su propietario uno de los que ha disculpado el incendio del coche.

De hecho, entre los comentarios de su propietario, Robert Carlson, está que lo que se vio en foto y en vídeo era más espectacular que lo que sucedió en realidad. No es que el coche explotase precisamente, sino que las imágenes fueron tomadas cuando el fuego ya se había propagado a buena parte del vehículo.

En segundo lugar, hay que considerar que realmente el incendio se ocasionó... porque se tenía que ocasionar. Tesla ha concluido que el objeto metálico que había en la calzada debió de caer de algún camión en marcha, ejerciendo una fuerza de 245 kN en una superficie de apenas 10 centímetros. Total, que fue como si el blindaje de las baterías se viese atacado por un proyectil.

Desde Tesla Elon Musk apunta que si esto le hubiera pasado a un coche con depósito de gasolina... en fin, entonces sí que hablaríamos del tema en tono de catástrofe. Si hablamos de probabilidades, el directivo de Tesla lo tiene claro: ver un Model S en llamas es cinco veces menos probable que ver un coche de gasolina ardiendo. Además, Musk cuenta que el material inflamable del Tesla Model S representa sólo el 1 % del material inflamable que puede llevar un coche con motor de gasolina.

Por su parte, Robert Carlson aduce que un objeto así no es lo más habitual que te puedes encontrar en la calle. Y si bien es cierto lo que dice, también es verdad que cuando a uno le toca el 100 % de una probabilidad entre un millón... le toca el completo. Y en ese sentido tanto da que hablemos de coches de motor eléctrico como de propulsión a gasolina, gasóleo o carbón de barbacoa.

Vía | Autoblog En Motorpasión | El incendio de un Tesla Model S hace que la firma de Silicon Valley caiga un 6,2 % en bolsa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos