Compartir
Publicidad
Publicidad

El 41% de los británicos compraría un vehículo eléctrico o híbrido

El 41% de los británicos compraría un vehículo eléctrico o híbrido
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cambio de tendencia en la compra de vehículos eléctricos e híbridos en las islas británicas se acentúa. Si como os contábamos hace dos años, el panorama de ventas era más bien desolador, el empuje de las autoridades por fomentar la movilidad eléctrica está calando entre sus ciudadanos.

Prueba de ello es el dato que revela la encuesta realizada por Censuswide and Rexel: un 41% de los británicos estarían dispuestos a adquirir un vehículo eléctrico o híbrido en los próximos cinco años. Si bien se trata de un dato que arroja optimismo, la encuesta muestra también los miedos de los consumidores que consideran la alternativa eléctrica.

La muestra de esta encuesta realizada el pasado mayo asciende a 1.188 particulares que estaban en posesión del carné de conducir. De estos, el 62% apuntó a la ansiedad por la autonomía como principal obstáculo disuasivo de la movilidad eléctrica. Para ellos, la red de recarga sigue resultando insuficiente.

Cargador eléctrico en Inglaterra

Este es uno de los puntos en el que las autoridades británicas más están trabajando a la hora de reducir la ansiedad con una inversión de 475 millones de euros para los próximos dos años. Desde la administración, auspiciados por programas como el de Change your car, se ha notado el impulso por multiplicar el número de cargadores, aprovechando una concentración urbana en términos geográficos mucho más provechosa para el vehículo eléctrico, que por ejemplo, la española.

La encuesta indica que el presunto elevado coste que supone la compra de un coche eléctrico es otro motivo por el que ese 62% se mostraría reticente a comprar uno. A este factor, la encuesta añade uno más, que tiene que ver mucho con lo anterior: la falta de formación e información.

Y es que entre los reticentes existía un pleno desconocimiento del programa de ayudas del gobierno británico, que paga desde 2011 el 25% del precio a los que compren un vehículo enchufable, en una ayuda limitada a 6.000 euros.

Cargador Inglaterra

Igualmente negativo resulta que el 72% de los encuestados reconociera no haber visto un cargador nunca; y que un 30% no supiera a quién acudir para encontrar ayuda sobre cómo utilizar la infraestructura de recarga. Para paliar esto, algunos de los programas del gobierno que incluyen la instalación de un cargador eléctrico con la compra del vehículo (como ocurre con el Volvo V60 plug-in Hybrid o el Renault ZOE), traen también una útil formación para su uso.

En cualquier caso, las autoridades observan que no sólo es cuestión de invertir en infraestructuras, si los usuarios ignoran la existencia de estas o no saben darle uso. Con todo, el objetivo que se ha fijado Gran Bretaña en movilidad eléctrica es ambicioso: ir aumentando en decenas de miles el número de híbridos y eléctricos en los próximos años para alcanzar los 100.000 en 2020.

Vía | Next Green Car Foto | Charge your car En Motorpasión Futuro | El Noreste de Inglaterra optimiza su red con 1.150 cargadores en dos años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos