Compartir
Publicidad
Publicidad

EEUU trabaja en un proyecto para regular el uso de los sistemas de navegación GPS de los coches

EEUU trabaja en un proyecto para regular el uso de los sistemas de navegación GPS de los coches
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los sistemas de navegación GPS con pantallas táctiles pueden distraer en algunos momentos. No es un tema del todo nuevo, pero ahora el Departamento de Transporte de los EEUU quiere regular sobre este tema, tanto para los sistemas de navegación GPS integrados en el coche, como para los navegadores portátiles "de quita y pon" y también smartphones, para evitar esas distracciones que pueden provocar un accidente de tráfico.

Un proyecto de ley sobre tráfico que se está elaborando podría incluir finalmente un apartado para dar competencia a la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) para establecer restricciones en los sistemas o en las aplicaciones, e incluso para ordenar cambios si un sistema ya comercializado se considera peligroso. No sería la primera vez que oímos algo parecido, en Suiza por ejemplo se despertó cierta preocupación con la enorme pantalla táctil de la consola central del Tesla Model S.

Los fabricantes de coches apoyan esta medida, y consideran que no sería difícil adaptarse a ella, pero sin embargo opinan todo lo contrario las marcas de electrónica y tecnología, que además sostienen que sería casi imposible de cumplir. Estas últimas han mostrado una fuerte oposición a este proyecto de ley.

tesla-model-s-prueba-ibiza-650-22-mpf

A 120 km/h en 1 segundo se recorren 33,3 m

El riesgo de distraerse por mirar a donde no se debe está ahí, no es cuestión de negarlo ni ingnorarlo. Actualmente en muchos estados de EEUU está prohibido utilizar el teléfono móvil para realizar llamadas o enviar mensajes, pero no está expresamente prohibido utilizar el teléfono con los mapas GPS en todos, y no siempre está claro si se puede multar o no esta acción.

El año pasado la NHTSA ya llegó a un acuerdo con los fabricantes para que voluntariamente los sistemas integrados en los coches no requieran más de dos segundos en cada acción. Lo que más está preocupando es la existencia de aplicaciones para smartphones que van más allá, como Waze, que permiten enviar notificaciones de incidencias, que requieren tocar varias veces la pantalla y emplear más segundos, aumentado la distracción y los riesgos.

Así que se habla por ejemplo de bloquear ciertas acciones mientras el coche está en marcha. Y esto es visto por algunos como una restricción de las posibilidades que aporta la tecnología, como por ejemplo cambiar el destino o recalcular una ruta si encontramos un atasco, en marcha.

gps-telefono

La polémica está servida, pero tiene una solución que está mucho más cerca de lo que parece: con un sistema de control por voz avanzado, que funcione bien y al que se le pueda hablar de manera natural, no hay que limitar ni bloquear nada, basta decirle al sistema de navegación GPS, del coche o del teléfono, qué queremos, y lo hará, sin quitar las manos del volante ni la vista de la carretera. Claro que hasta esto, según algunos, también es peligroso... (a veces cuesta mucho entender algunas posiciones).

Vía | New York Times
En Xataka | Réquiem por el GPS exclusivo en el coche, Estrategia de los navegadores GPS integrados
En Motorpasión Futuro | Usar el GPS del teléfono mientras conduces pasa a ser ilegal en California

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos