Compartir
Publicidad
Dónde cargar tu coche eléctrico cuando no tienes un garaje propio con enchufe
Coches híbridos y alternativos

Dónde cargar tu coche eléctrico cuando no tienes un garaje propio con enchufe

Publicidad
Publicidad

Comprar un coche eléctrico trae consigo algunos retos. Recargar el coche en casa es la solución más común para la mayor parte de usuarios. Para ello, por supuesto, es necesario disponer de un garaje con un enchufe o un punto de recarga propio al que conectar el automóvil durante las horas que esté estacionado.

Pero, ¿está el coche eléctrico únicamente pensado para aquellas personas que puedan invertir en infraestructura propia en su hogar? ¿Qué alternativas tenemos para poder adquirir un coche eléctrico en condiciones equivalentes a los vehículos convencionales? Vamos a tratar de analizar la situación y dar respuesta a estas preguntas.

La opción del parking comunitario

En viviendas unifamiliares con garaje normalmente hay disponibles enchufes convencionales en los que recargar nuestro vehículo. E incluso si quisiéramos carga rápida tampoco tendríamos mayor inconveniente en instalar un punto de recarga que lo permita, aunque tal vez necesitemos contratar un aumento de potencia a nuestra compañía eléctrica. Pero estas opciones únicamente sirven para un porcentaje muy reducido de la población. ¿Qué opciones tendría alguien que disponga de plaza en garaje comunitario?

Coche cargando

A diferencia de garajes privados, en los aparcamientos comunitarios no suele haber disponibilidad de enchufes y cuando hay son de la propia comunidad. Aun así, si es esta tu situación no desesperes porque eres un afortunado.

Desde 2009 poder recargar tu coche en un parking comunitario es más fácil de lo que pensabas.

La Ley de Propiedad Horizontal fue actualizada en noviembre de 2009 para, entre otras cosas, facilitar este tipo de instalaciones a fin de fomentar la eficiencia y ahorro energético en edificios. Según lo que se especifica, únicamente es necesario informar por escrito al presidente de la comunidad o al administrador de la finca (guardando una copia del documento con la fecha y firma del receptor).

Parking comunitario

Una vez superado este trámite, se podrá habilitar el punto de carga según los términos regulados en la ITC-BT-52 del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, específica para infraestructura de carga de vehículos eléctricos. Las empresas instaladoras ofrecen distintas opciones:

  • Conectar el punto de carga al contador ya existente en nuestra vivienda
  • Instalar un contador nuevo e independiente para el punto de carga
  • Gestor de Carga para la comunidad

El caso de los Gestores de Carga, es ideal para ahorrar dinero en garajes comunitarios con más de un vehículo eléctrico. Se trata de instalar un contador comunitario con usuarios dados de alta a los que le llegará la factura específica del consumo de su vehículo. Este contador será gestionado por una comercializadora, que comprará energía eléctrica a precio mayorista para suministrarla a los vehículos que se conecten a él.

¿Tienes el coche parado en el trabajo? Pide un punto de carga

Claro que muchas personas no tienen acceso a parking comunitarios o no son una opción de su interés. En este caso, tal vez la empresa en que trabajas sea la solución a tus quebraderos de cabeza. Se estima que únicamente utilizamos el coche un 3% del tiempo, mientras que el 97% restante permanece aparcado. De estas horas de estacionamiento, un elevado porcentaje coincide con las horas de trabajo por lo que es razonable que, igual que aquellos con garaje recarguen durante la noche, los que no disponen de punto de carga en casa vean esta opción como un salvavidas.

Coches eléctricos

Hemos podido hablar con Sebastián, que se define a sí mismo como '​sustainable mobility believer'. Él es miembro de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE) y colaborador en Pásate a lo Eléctrico, pero lo que hace su caso especial es el ser usuario de un vehículo eléctrico con más de 25.000 km y nunca ha tenido plaza de garaje con punto de carga. "​Hay que adaptarse. Cargo el domingo a 90% y ya tengo para tres días. Que alargo con paradas de 20 minutitos en un cargador semirápido y solo hago la compra donde haya cargador", nos cuenta.

Sólo usamos el coche un 3% del tiempo y gran parte del tiempo que está parado es en el trabajo.

​Además, muchas grandes empresas están instalando puntos de recarga de vehículos eléctricos para sus empleados y fomentando su utilización. Para aquellos usuarios que trabajen en oficina, desde luego, es una solución ideal con la que plantearse el cambio al coche eléctrico.

En ese sentido, Sebastián lo tiene claro: "Lo recomiendo a gente que sepa dónde le va a tocar trabajar y no tiene que salir de hoy para mañana a 300 km de distancia más. ​También debes conocer lo que electromaps ofrece en las cercanías de tu destino y origen".

Coche cargando

Según estimaciones publicadas por BBC, para 2022 se espera que la mitad de las empresas con parking dispongan, al menos, de una estación de recarga para vehículos eléctricos. Y aunque no necesariamente es una afirmación aplicable al caso de España, sí que muestra una tendencia a la que poco a poco nos vamos sumando.

Consulta con el departamento de Recursos Humanos de tu empresa si disponen o planean instalar puntos de carga para vehículos. La concienciación y la regulación son piezas fundamentales para acelerar la transición.

Siempre nos quedará la vía pública

Pero, ¿qué pasa si no tienes garaje ni trabajo con acceso a recarga de vehículos? En este caso dependes directamente de los puntos de carga habilitados en la vía pública o en algunos establecimientos como centros comerciales u hoteles. Existen opciones, fundamentalmente si eres muy organizado y no das margen a imprevistos. Aunque tienes motivos para temer quedarte colgado a mitad de viaje.

Coche parado

El tipo de carga que podemos encontrar en la vía pública, estaciones de servicio o en centros comerciales suele ser normalmente rápida o semirápida, con lo que entre media hora y una hora podemos tener el vehículo cargado casi al 100%. Es el tipo de carga más parecido actualmente al repostaje de vehículos convencionales en gasolineras, aunque hay que tomárselo con calma aprovechando para descansar de la conducción o sincronizándolo con actividades necesarias como hacer la compra.

Aunque si tu situación implica depender de cargas en la vía pública debes tener cuidado a la hora de escoger el vehículo que piensas comprar. No todos los coches del mercado traen carga rápida y de los que la incorporan en algunos casos lo hacen como un extra opcional. Si vas a depender de hacer recarga cuando te encuentres en tránsito, realmente necesitarás hacer uso de los puntos de carga rápida. Y, por supuesto, controlar además con qué tipo de conectores es compatible tu vehículo y si están disponibles en los cargadores de tu zona geográfica.

Aplicación coche

Como comenta Sebastián, una vez cubierto todo lo anterior es imprescindible planificarse bien si pretendes depender de cargas en la vía pública. "Tengo LiveTraffic de Tomtom, por lo que se que si quiero llegar a las 8:20 tengo que salir siempre a las 7:40. Si no quiero correr salgo 20 minutos antes y voy relajado y a veces soy capaz de gastar solo 10% de autonomía en un trayecto de 38km. Tener control sobre tu tiempo es lo positivo. Lo negativo es tener un domingo más vago y recordar que te toca ir al un cargador. Si ese día perro tuviera garaje sería mejor."

Así es la infraestructura actual en España

Por supuesto, cuando no disponemos de garaje con punto de carga dependemos directamente de la infraestructura disponible en la vía pública. Y como hemos comentado es imprescindible estar bien organizado debido a la escasez de puntos de recarga. Electromaps es una aplicación sumamente útil a la hora de planificar tus viajes, ya que muestra los puntos de recarga con su ubicación exacta.

Actualmente España dispone de 3.644 puntos de carga distribuidos entre estaciones de servicios, hoteles, restaurantes, supermercados y un largo etcétera de establecimientos. Además, la aplicación te da la opción de filtrar datos según ciudad, tipo de establecimiento o tipo de conector y sin duda esto resulta de gran utilidad para evitar problemas de incompatibilidades. Está también disponible para muchos otros países.

Al menos habrá una estación cada 100 km, cubriendo las 6 radiales y los 3 principales corredores.

Sin embargo, además de la actual infraestructura de carga española ya corporaciones como Endesa o Iberdrola han anunciado su estrategia en materia de movilidad sostenible. En el caso de Iberdrola, por ejemplo, han anunciado que [en 2019 habrán instalado 200 estaciones de recarga rápida y ultrarápida en las principales vías españolas. Al menos habrá una estación cada 100 km, cubriendo las 6 radiales y los 3 principales corredores (Mediterráneo, Cantábrico y Ruta de la Plata), así como todas las capitales de provincia. Endesa, por su parte, anunció la instalación de 600 puntos de carga a horizonte 2020.

El futuro también abre nuevas opciones prometedoras

A día de hoy, varios proyectos de innovación tanto en España como en otros países trabajan en el diseño de nuevos puntos de recarga rápida poniendo de manifiesto la revolución que supone y supondrá este sector. La carga inductiva se encuentra entre estos proyectos de vanguardia tecnológica.

Acerca de este asunto hemos podido hablar con Breogán Sánchez, experto en movilidad sostenible y gestor de proyectos en Fundación CIRCE. "El interés por la innovación en nuevos sistemas de recarga ha motivado a centros de investigación a visionar un futuro en el que la carga inductiva sirva como plataforma para propulsar los vehículos al circular sobre las bobinas". Como ejemplo nos muestra el caso de China, donde han comenzado a probar con nuevas plataformas innovadoras de carga inductiva que podrían dar el pistoletazo de salida a esta nueva tecnología.

Cargador Tesla

Aunque, sin necesidad de irnos tan lejos, en España se está desarrollando el proyecto Victoria que coordina Endesa con la participación de la Fundación CIRCE. "En él trabajamos en la creación de un sistema de transferencia de energía que recarga la batería en movimiento y sin necesidad de cables, precisamente a través de inducción, donde el sistema se activa al detectar un vehículo y se detiene en cuanto se mueve", nos cuenta Breogán. "Su futura aplicación en paradas de taxi o plazas de aparcamiento en la calle son algunas de las nuevas posibilidades que permiten estos sistemas, dando servicio a aquellos usuarios que no disponen de aparcamiento privado".

Sin embargo, a pesar de estas soluciones prometedoras la realidad en nuestro país es que aún la infraestructura de recarga resulta insuficiente para sustituir completamente a los vehículos convencionales.

En ese sentido, Sebastián tiene claro que es una cuestión de motivación lo que le lleva a vencer las incomodidades de pasarse a lo eléctrico sin un garaje con punto de carga. "​Tienes que creer en un mundo más limpio. Oigo los pulmones de mi peque todas las noches y le enseño que hay alternativas respetando a peatones, protegiendo el espacio de ciclistas, dando prioridad al transporte público... tiene que ser algo en lo que creas." Y él, desde luego, demuestra ser un auténtico believer.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio