Compartir
Publicidad

¿Cómo está funcionando el BMW i3 en Estados Unidos?

¿Cómo está funcionando el BMW i3 en Estados Unidos?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde su lanzamiento al mercado a finales del año pasado, los datos que ha venido arrojando el BMW i3 eran muy esperanzadores, cumpliendo con su límite de reservas y provocando que BMW aumentase expectativas y producción en 2014 para el modelo. De esto modo, el nuevo listón se situaba en torno a las 20.000 unidades producidas para el presente año.

La pregunta que nos hacemos es la misma que se hace el fabricante: ¿se llegará a repartir en 2014 ese número para el BMW i3. Hay que tener en cuenta que en la primera mitad del año se han venidod 5.396 unidades a nivel mundial. Eso sí, hay que tener en cuenta que 1.241 de las mismas vinieron en junio. A día de hoy, la clave y a la vez la incógnita para el modelo sigue siendo Estados Unidos.

El BMW se estrenaba allí con la primavera, y de momento, las ventas del modelo en sus tres primeros meses no se ha movido de entre las 300 y las 400 matriculaciones. Se estima que pasado agosto se hayan repartido 1.500 BMW i3, y que otros 1.500 estén de camino para ser entregados a sus dueños en los próximos meses.

No obstante, estas cifras no cumplirían con las expectativas creadas. BMW habría fabricado exclusivamente para el mercado estadounidense unas 5.500 unidades, con lo que, de seguir así, llegado 2015 sobrarían unas 2.000 unidades.

bmw-i3-fabricacion-usa.jpg

Comparación entre el Nissan LEAF y el BMW i3 en sus primeros meses de vida en USA

La publicación Transport Evolved se atrevía a principios de mes con una comparación comercial entre el Nissan LEAF y el BMW i3, contrastando cómo funcionó el eléctrico nipón en sus primeros meses de vida con los del alemán, teniendo en cuenta, para empezar, que no están destinados a los mismos conductores, ni tienen el mismo precio. Eso sí, no llega a los 30.000 euros sin contar ayudas, lo que lo deja por debajo del precio del coche aquí.

Lo que sí comparten es la aventura de poner en el mercado un modelo 100% eléctrico, con la salvedad de que el BMW i3 ofrece una versión con extensor de autonomía (REX). En cualquier caso, es que el camino de un eléctrico puro parece repleto de esas salvedades. A pesar de que se puede decir que el LEAF partiera con ventaja porque se estrenó de forma más simultánea, los desastres naturales se le cruzaron con el tsunami en Japón en 2011.

bmw-i3-recarga-california.jpg

Por cierto, si hablamos de la versión del BMW i3 con extensor de autonomía, se estima que en Estados Unidos se esté vendiendo mucho mejor que la versión 100% eléctrica, en una proporción de 3 a 2.

De vuelta a la comparación, las primeras cifras del i3 son mejores que las del LEAF, pero cuesta imaginarse que el modelo alemán vaya a alcanzar la cuota de mercado del actual LEAF. Y es que, incluso la estrategia de BMW es escéptica en Estados Unidos, donde vende el modelo de forma separada al resto de su flota, otro distinción significativa con respecto al LEAF.

El motivo, que puede denotar cierta falta de confianza, también apunta a que el BMW i3 otorga otra concepción, o como lo hemos venido definiendo otras tantas veces, se trata de un adelantado a su época.

Por ejemplo, las primeras impresiones para la publicación Consumer Rerports no han dejado de ser justas, resaltando tanto la elegancia de su sencillez, las sensaciones previas a conducir como un prejucio compartido ante la impresión de que estás en un coche de playmobil; y las posteriores, que revelan una experiencia mucho más lúdica.

bmw-i3-atardecer-grande.jpg

Consumer Reports subraya también que el modelo nos introduce en una concepción más futurística y urbana, no alejada seguramente de la idea que sirvió como germen en su creación. Una consecuencia, bastante a su favor, es que en estos primeros meses de vida el modelo ha suscitado la atención de una clientela ajena hasta el momento a BMW, y lo que es más, muchos (y de esos muchos, muchos son noruegos) están adquiriendo el BMW i3 como su primer coche.

Este tipo de fenómenos ratifican la apuesta de BMW y compran paciencia en el mercado más allá de los premios o nominaciones que el modelo ha ido alcanzando. Eso sí, su "futurístico futuro" sigue dependiendo de sus resultados, y por eso continuaremos, como el propio fabricante, muy pendientes de su actuación en Estados Unidos.

Vía | Inside EVs, Transport Evolved y Consumer Report
En Motorpasión Futuro | Las reacciones de la gente al probar por primera vez el BMW i3 se convierten en su mejor promoción, BMW y Toyota juegan con la idea de un BMW i3 con extensor de autonomía de hidrógeno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos