Compartir
Publicidad
Publicidad

BMW sigue adelante con el desarrollo de la recarga inalámbrica

BMW sigue adelante con el desarrollo de la recarga inalámbrica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

BMW sigue trabajando en el desarrollo de un sistema de recarga inalámbrica para coches eléctricos. Según BMW el sistema se está perfeccionando todavía y además está interesado en colaborar con otros fabricantes para buscar un estándar. El sistema en sí no introduce nada nuevo, estamos hablando de una transferencia de energía inductiva (por inducción electromagnética).

Estamos hablando de la misma tecnología que han desarrollado otras marcas como Halo IPT (que ahora pertenece a Qualcomm) o Plugless Power (de Evatran), que incluso Bosch puso a la venta en Europa el año pasado, como un accesorio que se le puede instalar a un coche eléctrico a posteriori.

bmw-recarga-inalambrica-2.jpg

Todos estos sistemas se basan en lo mismo: se coloca una "almohadilla" en el suelo, la emisora, que genera un campo electromagnético con una bobina que está en su interior al pasar corriente eléctrica por ella. Este campo salta la distacia hasta la "almohadilla" receptora (20 - 40 cm) que tiene que llevar el coche eléctrico en los bajos, que también tiene una bobina en la que se induce la corriente eléctrica, y esta es la que llega al cargador del coche y recarga la batería.

Con los sistemas de recarga inalámbrica no hay que enchufar el coche con un cable a una toma de recarga, basta aparcar el coche encima de la almohadilla emisora del suelo, lo más alineado posible (aunque no tiene que quedar perfecto, que conste). Se ha mejorado bastante en la eficiencia de la transmisión, y aunque hay algunas pérdidas más que con la recarga por cable, la diferencia es ya muy pequeña.

La recarga inalámbrica tiene bastante sentido para los aparcamientos públicos, pues funciona sin problemas incluso con lluvia o nieve, y libera del pequeño inconveniente del cable. Para la recarga en casa, en el garaje del propietario, el cable no supone mayor problema.

bmw-recarga-inalambrica-3.jpg

La recarga inalámbrica se suele emplear para recarga lenta a 16 A (3 a 3,6 kW aproximadamente), pero también hay sistemas domésticos de hasta 6,6 a 7 kW aproximadamente (hasta 32 A). Para ámbitos profesionales e industriales, por ejemplo autobuses urbanos (caso de Halo IPT en Turín y Génova), también hay recarga rápida a 60 kW, que también pasaría a los coches sin mayores problemas (en Zaragoza ya había un prototipo).

BMW no empieza ahora a trabajar en este tema de la recarga inalámbrica, pues la primeras noticias que tuvimos se remontan a abril de 2011, cuando BMW junto con Siemens se pusieron manos a la obra en esta materia. Han pasado más de tres años y todavía no han concretado un sistema comercial. Los primeros ya no van a ser.

En Motorpasión Futuro | Recarga inalámbrica en la carretera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos