Compartir
Publicidad

AXA Drive, la aplicación para ayudarnos a conducir de manera más segura

AXA Drive, la aplicación para ayudarnos a conducir de manera más segura
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

AXA es una compañía multinacional francesa de seguros y servicios financieros que tiene bastante presencia en España. Sin embargo la novedad que nos presentó en París no tiene que ver con los seguros, sino que ha sido una aplicación para smartphones pensada para ayudarnos a conducir de manera más segura.

AXA Drive es el nombre de esta aplicación que ha llevado nueves meses de desarrollo, tres de ellos de pruebas con más de 380 conductores. Ya está disponible en España, Bélgica y Suiza, en Google Play y en AppStore, tanto para teléfonos Android como para teléfonos iOS (iPhone). La aplicación es gratuita y puede utilizarla cualquier conductor, sea o no sea cliente de AXA.

¿Cómo funciona AXA Drive?

La aplicación AXA Drive intenta relacionar la seguridad de nuestra conducción con nuestra manera de conducir. Para ello básicamente va a registrar y analizar cuánto brusca es nuestra forma de conducir.

Se aplica como lógica que un conductor que conduce con brusquedad conduce de manera menos segura que un conductor que lo hace con más suavidad y progresividad. Esto no es exacto, claro, pues incluso un conductor que conduzca muy suave puede ser un auténtico peligro, pero podemos aceptar que puede funcionar en general de manera aproximada.

De modo que si un conductor acelera con mucha intensidad, frena con mucha fuerza y brusquedad o gira o toma curvas con mucha fuerza lateral, es porque es más agresivo al volante (relacionado con la aceleración), porque no guarda la suficiente distancia de seguridad, conduce despistado o no se anticipa a la situación (relacionado con el frenado), y porque circula demasiado rápido (relacionado con los giros).

La aplicación para conocer el nivel de la aceleración, frenado y giros emplea el giroscopio y el acelerómetro del smartphone, y procesa los datos medidos para analizar y mostrar unas puntuaciones resultado.

Para cada una de esas tres se obtiene una puntuación de 0 a 100 y una valoración (perfecto, bueno, aceptable, etc). Visualmente también se organizan tres niveles en verde, naranja y rojo. El conductor va sumando puntos cuanto más conduce y también puede obtener isignias (algo así como trofeos por hacerlo bien).

AXA Drive app grabando

También emplea el GPS del teléfono para medir la distancia recorrida y trazar el recorrido realizado por el conductor, de modo que además de la puntuación final se puede consultar el mapa de la ruta y ver en cada punto las medidas destacadas, como por ejemplo una curva marcada en rojo porque se tomó demasiado rápido.

Por último la aplicación también incluye una sección de consejos y sugerencias para conducir de manera más segura y eficiente.

Para utilizar AXA Drive no hay que hacer nada especial salvo registrarse con una cuenta de correo electrónico y listo. Como conductor se van ganando puntos cada vez que se conduce y a medida que se tienen más y más puntos se adquieren niveles.

Los datos que se registran son totalmente anónimos, y no se emplean para nada más. Primero porque solo se ha registrado como dato personal una dirección de e-mail, segundo porque todas las mediciones se procesan en el propio teléfono, no salen de él hacia ningún centro de computación.

De hecho la aplicación puede utilizarse sin conexión de datos, y lo único que sucede es que no se cargará el mapa (de Google maps) de la ruta que hayamos conducido y supervisado por la aplicación.

De manera opcional, y quien quiera libremente hacerlo, puede compartir sus puntuaciones con amigos en redes sociales, como por ejemplo Facebook.

AXA Drive app 02

Probándola: no seas demasiado brusco

Tuve ocasión de probar la aplicación en varias circunstancias diferentes. Lo primero que hay que decir es que hay que colocar el teléfono en un lugar donde no se mueva mientras conduzcamos porque eso afectará a la medición de datos. Además hay que colocarlo bien orientado longitudinalmente con el coche (es decir, en vertical, no "apaisado").

Podemos colocarlo tumbado en horizontal, inclinado, o vertical (de pie), pero una vez que la aplicación empiece a medir no se puede cambiar su inclinación. Si tenemos un buen soporte para el teléfono en el coche nos vendrá muy bien.

La aplicación AXA Drive es bastante simple de utilizar. La arrancamos y le damos a iniciar. En ese momento empieza a grabar lo que hacemos durante la ruta y registra la intensidad de la aceleración, del frenado y de la fuerza lateral en los giros.

En pantalla solo se ve un círculo de color que se desplaza de su posición inicial, y que cambia a color verde, amarillo, naranja o rojo, según de fuerte sea la fuerza que registra el acelerómetro.

Si queremos la podemos dejar funcionando en segundo plano, incluso con la pantalla apagada, y así ni molesta ni distrae. Cuando terminenos de conducir le damos a detener y vemos los resultados.

Es muy sencillo de entender: si frenamos con suavidad el teléfono tiende a irse hacia adelante muy poco y por tanto el acelerómetro mide una fuerza pequeña, pero si frenamos muy fuerte, muy bruscamente, el teléfono tiene a irse mucho más hacia adelante y el acelerómetro mide una fuerza mayor (y así con el resto de movimientos). Pues eso es lo que tiene en cuenta la aplicación.

Por cierto, si nos pasamos de conducción brusca, la aplicación nos dará un mensaje de advertencia y nos dejará con cero puntos.

La probé con un coche normal, la probé en el circuito con un coche con mucha potencia e incluso también la probé en el autobús que nos desplazaba del circuito de pruebas al aeropuerto (y no, aquí ya no conducía yo).

La aplicación hace bien su trabajo, mide la brusquedad con la que conducimos. Si conducimos acelerando, frenando y girando con suavidad y de manera progresiva, nos dará puntuaciones muy altas (en verde). Si aceleramos, frenamos y giramos con brusquedad, muy fuerte, de manera más agresiva, nos dará puntuaciones más bajas, en naranja o en rojo.

¿Ayuda AXA Drive a conducir de manera más segura o incluso eficiente? Bueno, dependerá de cada conductor, un teléfono y una aplicación no pueden hacer milagros. Desde luego si uno quiere hacer caso a la aplicación y decide jugar con ella intentando mejorar las puntuaciones que obtiene, lo que está claro es que conducirá de manera menos brusca y con más suavidad. Desde luego no cuesta nada probarla.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la AXA. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio