Compartir
Publicidad
Publicidad

Aston Martin Cygnet ¿cortina de humo o realidad comercial?

Aston Martin Cygnet ¿cortina de humo o realidad comercial?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que el pasado mes de junio Aston Martin presentara las primeras imágenes del Cygnet, son ríos de tinta los que han corrido respecto al proyecto de lanzar un modelo de pequeñas dimensiones por parte del fabricante británico, famoso por sus superdeportivos con motores V8 y V12.

Básicamente el Cygnet no es otra cosa que un Toyota iQ disfrazado de Aston que se pretende justificar como una opción de movilidad para los propietarios de la marca que no quieran sacar de sus garajes a sus preciadas joyas cada vez que deben salir de sus casas, pero al mismo tiempo no desean dejar de lado el estilo que este tipo de vehículos irradia.

Pero además de una versión gasolina, Aston Martin está preparando una versión eléctrica, lo que sin duda alarmará todavía más a los escandalizados puristas, que ven en este proyecto un despropósito en todos los sentidos destinado a mejorar la imagen de uno de los constructores con peores niveles de emisiones de todo el sector y que puede utilizar al pequeño Cygnet para reducir su cuota.


aston-martin-cygnet-barcelona-2.jpg
</p><p>Por supuesto la venta del Cygnet, estará limitada a los actuales propietarios de un Aston Martin, lo que demuestra que el proyecto no es otra cosa que una pantalla de humo destinado a mejorar la depauperada imagen de un constructor acostumbrado a lanzar al mercado a vehículos que sobrepasan en muchos casos los <strong>400 g/km de CO₂</strong>, lo que además supondrá un grave problema económico para Aston con la entrada en vigor de las nuevas normativas medioambientales europeas.</p>

Como decimos, el Cygnet utiliza como base el pequeño iQ de Toyota, al que han dotado de un interior lleno de todo el lujo y el estilo del fabricante preferido de James Bond sabe aplicar a sus modelos. Los detalles técnicos están todavía por descubrir pero según la revista británica CAR, el Cygnet montará un motor eléctrico de 72 kW de potencia y su producción estará limitada a las 1.500 unidades al año.

Pero poniendo aparte el impacto que la llegada de este modelo puede tener para los clientes de Aston Martin, financieramente se espera que sea un excelente negocio ya que las expectativas marcan que cada unidad cueste al fabricante en torno a los 10.000 euros, mientras que su precio final superará de largo los 35.000 euros, lo que supone un margen muy importante para no tenerlo en cuenta.

aston-martin-cygnet-barcelona-3.jpg

Su llegada al mercado se estima para el 2013 y será entonces cuando podremos encontrar la respuesta a nuestra pregunta ¿realidad comercial o cortina de humo?.

Vía | Carmagazine
En Motorpasión | Aston Martin Cygnet, un iQ de casi 40.000 euros
En Motorpasión Futuro | Tazzari Zero, el citycar eléctrico italiano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos