Compartir
Publicidad

AOGLP: 'El autogás es la alternativa para ya mismo'

AOGLP: 'El autogás es la alternativa para ya mismo'
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según el director general de la AOGLP, la Asociación de Operadores de Gases Licuados del Petróleo, Don José Luis Blanco Garrido, el GLP o autogás, es el combustible alternativo disponible para ya mismo. Hemos tenido ocasión de charlar con él durante un rato, y conocer algunos de los objetivos de la industria del GLP. Os lo contamos.

En Europa hay ya más de diez millones de vehículos que utilizan autogás, lo que viene a suponer aproximadamente el 4% de los turismos que hay en el viejo continente. El objetivo es intentar llegar al 10% de cuota de mercado de carburantes en 2020. Consumir más GLP y menos gasolina y gasóleo vendría a suponer, según cálculos, una reducción de emisiones de CO₂ de 350 toneladas.

En el mundo, el autogás es el combustible alternativo más empleado, con más de 21 millones de automóviles que lo usan. Destacan en nuestro entorno cercano países como Turquía, con más de 3,3 millones de vehículos que emplean GLP, e Italia, con más de 1,8 millones.

El tubo de escape de un Kia Ceed

GLP, menos emisiones, sobre todo comparado con diésel

Con datos del pozo a la rueda, un automóvil movido por GLP emite un 14% menos de CO₂ que un coche equivalente de gasolina y un 10% menos de CO₂ que uno diésel.

Las emisiones de otros gases contaminantes son en general también menores en el autogás, sobre todo si lo comparamos con el gasóleo: el GLP no genera partículas y las emisiones de NOx, óxidos de nitrógeno, son aproximadante un 68% menores.

Este apartado es muy importante, ya que partículas y óxidos de nitrógeno, que forman parte del humo de los coches diésel (pero también de calefacciones antiguas o ciertas industrias), han sido catalogados como gases carcinógenos, es decir que producen cáncer. Reducir al mínimo emisiones de este tipo es imperativo.

Y además el coste de uso del autogás es ventajoso. Aunque un coche a GLP va a consumir un poco más que el mismo coche a gasolina, entre un 10% y un 25% según el modelo y motor, su precio por litro mucho más bajo (no suele pasar de 0,80 euros el litro, frente al 1,45 euros de la gasolina), hace que sea bastante más económico que la gasolina, aproximadamente un 40%. De hecho en general viene a salir tan económico como un diésel similar, o ligeramente menos, pero contaminando bastante menos.

Nissan LEAF recargándose en Madrid

Durante la conversación me doy cuenta de que el señor Blanco Garrido es buen conocedor de los diferentes sistemas de movilidad alternativa, de los que disponemos a día de hoy frente al modelo tradicional de coches de gasolina o gasóleo, no en vano trabajó en el sector de las energías renovables tiempo atrás, y también se refiere prudentemente a los coches eléctricos.

Reconoce con sinceridad sus ventajas, pero también apunta un inconveniente que pesa sobre los conductores: recuerda que al ser humano no le gusta cambiar de hábitos y le da mucha pereza cambiar a algo que no conoce. Y no le falta razón.

Ciertamente con un coche eléctrico hay que cambiar el hábito de "repostar" cada semana o más, por el hábito de recargar cada noche o incluso por el día aprovechando cualquier parada, sin olvidar que la autonomía más reducida puede también asustar a más de uno, aunque en la práctica la mayor parte de los trayectos, en el día a día, sean asumibles.

Como bien apunta con el GLP no hay que cambiar hábitos, "todo sigue igual", el conductor sigue teniendo un coche que se reposta en la gasolinera casi como se reposta gasolina o gasóleo, y tiene una autonomía bastante razonable, de unos 350 o 400 km por depósito de autogás.

Respostando GLP en una Estación de servicio

250 estaciones de servicio con GLP en España

Nos comenta también el director general de AOGLP que si bien en España el GLP está menos extendido que en otros países europeos, ya hay algo más de 250 estaciones de servicio con autogás repartidas por el territorio, que permiten hacer viajes por toda España usando GLP.

Hay aproximadamente algo más de 20.000 automóviles con GLP en nuestro país, y el objetivo que se ha marcadao AOGLP es que para finales de 2015 haya más de 1.000 estaciones de servicio con autogás y que para 2017 pueda haber unos 200.000 automóviles movidos por GLP, lo que vendría a suponer alrededor del 1% de los turismos de España.

El objetivo es razonable teniendo en cuenta que el consumo de autogás en España está subiendo con fuerza, ayudado también porque ahora hay más oferta de coches nuevos preparados de fábrica para utilizar GLP. En lo que llevamos de 2013 el consumo de autogás sube un 30% con respecto al año anterior.

Para ello Blanco Garrido apunta a cuatro pilares en los que apoyarse para que el crecimiento del parque de vehículos a GLP aumente de esa manera:

  • Agilizar el proceso para la obtención de licencias para instalar un surtidor de GLP en una gasolinera.
  • Que existan ayudas a la compra o a la conversión, del Estado o de las autonomías.
  • Que la fiscalidad sea inferior en los coches a autogás y en el propio GLP, con respectoa la gasolina y el gasóleo, habida cuenta de que es un combustible más limpio. Hasta 2023 está congelado el IEH, 3 céntimos por litro.
  • Y que haya más oferta de coches nuevos a GLP, preparados ya de fábrica.
Opel Corsa 5 puertas GLP

GLP, ¿por qué no llegaste antes?

Tuve mi primera experiencia de uso con el autogás en 2012, cuando probé un coche a GLP, y expliqué muy detalladamente lo que supone conducir un coche a GLP en España (parte 1 y parte 2). Reconozco sin duda sus ventajas, sobre todo como sustituto del gasóleo, siendo un carburante mucho más limpio y menos contaminante, y con un coste por kilómetro final muy similar, o incluso algo menor.

Sin embargo tengo la sensación de que el GLP llega a España tarde. Desde luego que creo que más vale tarde que nunca, pero hubiera estado mucho mejor que llegara hace 15 años, cuando aquí se produjo "el bum" del diésel.

Si no hubiéramos comprado tantos coches diésel, ahora no estaríamos sufriendo los problemas de contaminación del aire de las ciudades que vemos en capitales como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla, por citar algunos ejemplos.

Lo que sucede es que los coches diésel que se venden ahora ya no son tan sucios como aquellos de hace 15 o 10 años, y en aproximadamente un año lo serán aún menos con la norma Euro 6. El autogás sigue siendo más limpio, pero la diferencia ya no se notará tanto, al menos sobre el papel.

Renault ZOE por Lisboa

Y también me preocupan las emisiones de CO₂. Tenemos que reducirlas mucho más de lo que el GLP hace. Y creo que debemos y tenemos que mirar a soluciones de movilidad que las reduzcan todavía más. Aunque no sirvan para todos los conductores ni todos los usos, los coches eléctricos son los que más reducen las emisiones de dióxido de carbono, tal y como os explicamos recientemente, al menos en países "modernos" como España, con un sistema eléctrico diversificado y con un porcentaje muy notable de energías renovables. Creer en ellos, y dedicar recursos a investigar y mejorarlos es muy necesario.

Un coche a GLP reduce del orden de un 10% las emisiones de CO₂ con respecto a un diésel, pero un coche eléctrico en España las reduce del orden de un 50% (los detalles están en el enlace anterior).

Aún con todo, creo en efecto que el autogás debe de ser un combustible a tener en cuenta, que debemos aprovechar, y que debemos consumir más en detrimento de la gasolina, y sobre todo del gasóleo, pero aún así no podemos detenernos solo en él, pensando que ya hemos solucionado nuestro problema de emisiones y energía. Debemos y tenemos que pensar en más alternativas, cuanto más eficientes y de menores emisiones mejor y reducir drásticamente nuestro consumo de combustibles fósiles.

En Motorpasión Futuro | Guía para comprar un coche a GLP o autogás

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos