Compartir
Publicidad

Xbox One, PS4 y los juegos de coches en su lanzamiento

Xbox One, PS4 y los juegos de coches en su lanzamiento
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La nueva generación de consolas llama a la puerta con fuerza y promete no dejar títere con cabeza. Vale, quizá no presenciemos un salto gráfico cualitativo como el que nos deparó el salto desde la sexta generación de consolas a la séptima (lo que vendría a ser desde PS2 a PS3 para los no entendidos en la materia) pero sí que guarda un par de ases en la manga.

Xbox One, a la venta en nuestro país desde el pasado viernes y PS4, a la venta dentro de unos días, serán las consolas más avanzadas jamás creadas y representan los esfuerzos de Microsoft y Sony por hacerse con el control del entretenimiento en nuestro hogar. Dos propuestas parecidas, a nivel de hardware son casi idénticas (CPU, GPU y memoria RAM), pero que representan dos estrategias bien diferenciadas.

Dos estrategias para vencer la guerra del comedor

comedor xbox one

La compañía de Redmond con su Xbox One quiere crear un dispositivo convergente con el que dominar a todo el entretenimiento que pase por el comedor. Películas, música, juegos, televisión, guía de programación, vídeo… Xbox One tiene su punto fuerte en los servicios y en la compatibilidad con el ecosistema Windows 8.

En cambio Sony apuesta por el corazoncito “gamer” que todos llevamos dentro y PS4 ha sido presentada como una potente consola que le facilita la vida al desarrollador, que apuesta por contenido jugable de diversa índole y que en parte no renuncia a ofrecer algunos servicios de entretenimiento extra.

Y es que todo apunta a que durante los próximos siete u ocho años (periodo de tiempo que presumiblemente durará esta octava generación de consolas) viviremos una guerra enfocada a ofrecer más y mejores servicios al usuario. Los juegos, por suerte o desgracia, parecen haber quedado en segundo plano. Algo que desde el punto de vista del marketing tiene sentido, claro. Me explico.

PS4

Cuando el salto generacional vino desde la época de PS2 era muy fácil mostrar juegos de Xbox 360 o PS3 y que una simple imagen mostrando el salto cualitativo visual fuese suficiente para argumentar el cambio de consola. Los juegos de PS2 se veían antiquísimos, horribles, comparados con lo que podían hacer las, por entonces, nuevas consolas de Sony y Microsoft. A día de hoy el tema es más complicado.

Las nuevas consolas mostrarán mejores gráficos, sí, pero el salto a ojos del inexperto puede no ser tan apreciable como antes. El músculo en esta nueva generación se utilizará para compensar carencias que demostraron tener las antiguas consolas. Así que es de esperar una mejora increíble en la inteligencia artificial, las físicas, en el uso de partículas y ambientes, en los servicios en la nube, en la interacción social con amigos… temas que se les quedaban grandes a las anteriores máquinas. Veamos por ejemplo el salto gráfico desde la primera PlayStation hasta la última para hacernos una mejor idea de lo que tenemos entre manos.

Podemos preguntarnos, ¿cómo le afecta esto a los juegos de coches? Sí, veremos mejores modelados, circuitos más realistas e incluso efectos de luz más trabajados… pero como os decía y al menos por el momento, el salto no será abismal. En donde sí podemos esperar una mejoría sustancial es en la simulación física, por ejemplo. El aumento de capacidad de proceso puede conllevar a que la recreación del comportamiento de los coches sea más realista que nunca o a que los demás vehículos que compiten contra nosotros cuenten con una Inteligencia Artificial mucho más cercana a cómo se comportaría un piloto.

Los coches en Xbox One

Forza 5

Xbox One, a la venta desde el viernes, cuenta sobre todo con un gran juego de coches que se ha convertido en el santo y seña de los aficionados al motor del ecosistema Microsoft. ‘Forza Motorsport 5’ llega por sorpresa y se convierte en el juego más esperado por los fans de Xbox One.

Desde Turn10, y a sabiendas de que los títulos de lanzamiento nunca están tan pulidos y perfeccionados como los demás, han apostado por utilizar la nube y los servicios en red de Microsoft para una interesante propuesta: el “drivatar”. Una simulación personal de cómo conducimos que se genera tras cuatro o cinco partidas y que se sube a internet para competir contra otros “drivatares” y ganar puntos extras con los que desbloquear logros.

Además han intentado que el apartado visual sufra una mejoría patente aumentando la resolución, la poligonización de algunos coches, los detalles del escenario y los efectos de iluminación. De hecho han desarrollado un sistema que permite recrear los “swirls” o desperfectos que la pintura de nuestros coches sufre con el paso del tiempo. Especialmente destacables son los efectos de iluminación desde la vista interior del coche.

Según Dan Greenwalt, del equipo de desarrollo, la potencia de Xbox One les permitía procesar una gran cantidad de datos extraídos de los simuladores de las grandes marcas con las que tienen acuerdos. Así, con estos datos en bruto y perfectamente aprovechables por el sistema del juego, podían recrear de un modo realista el comportamiento de neumáticos, carrocerías y demás factores que acaban recreando el movimiento de un vehículo. Algo que con Xbox 360 o PS3 no se podía conseguir a ese detalle.

’Need for Speed: Rivals’, el título multiplataforma de Electronic Arts, también puede conseguirse desde el lanzamiento de la consola. El problema es que esta versión es básicamente la misma que llega a Xbox 360 solo que con un aumento de resolución y partículas en el apartado visual.

Recordando los juegos de coches en el lanzamiento de Xbox 360

Con Xbox 360 pasó algo parecido y es que disfrutamos de un juego multiplataforma de la saga ‘Need for Speed’ (en aquella ocasión fue con el excelente ‘Need for Speed: Most Wanted’) y de un título exclusivo que presentaba todas las credenciales de lo que la nueva generación podía hacer: ‘Project Gotham Racing 3’.

Ese ‘Project Gotham Racing 3’ fue la semilla de la actual saga ‘Forza’ y sólo con verlo en acción ya era suficiente para saber que Xbox 360 sobrepasaba a todo lo que habíamos visto en consola hasta ese momento. Una demostración de fuerza de Microsoft que sabe de lo importantes que son los juegos de coches para arropar el lanzamiento de una nueva consola. Sin duda, saben lo que hacen.

Los coches en PS4

Driveclub

Curiosa la situación que ha vivido Sony con PS4. Cuando se desveló la sucesora de PS3 se presentó un juego llamado ‘DriveClub’ que iba a representar una alternativa al sufrido ‘Gran Turismo’.

Un juego para que no se repitiera esa situación que tanto lastró a Sony durante los primeros años de vida de PS3. ‘Gran Turismo 5’ no acababa de salir nunca y tuvieron que pasar seis largos años desde ‘Gran Turismo 4’ para que Yamauchi se decidiera a lanzar su juego. Un juego que luego no resultó tan bueno como se esperaba y que ha posibilitado el inminente lanzamiento de ‘Gran Turismo 6’, de nuevo para PS3, con la intención de devolverle a la franquicia todo el prestigio perdido.

Así las cosas era lógico que en Sony decidieran apostar por otro juego de coches que conviviera con la franquicia japonesa. Ese juego era ‘DriveClub’, de los creadores de ‘Motorstorm’, y se iba a poner a la venta el mismo día que la consola. Un potente juego de lanzamiento con un motor gráfico potentísimo y enfocado a exprimir todas las capacidades sociales de la consola. Un juego que, lamentablemente y siguiendo la tradición de los juegos de coches en Sony, se retrasa.

Como mínimo se retrasa hasta bien entrado 2014. Ese es el tiempo que el equipo de desarrollo ha pedido para lograr la excelencia que se le presupone al juego. Viendo las cosas con perspectiva es mejor así ya que lanzar un mal juego en un momento tan delicado como este (en el que Xbox One llega con un potentísimo ‘Forza 5’ bajo el brazo) hubiese sido casi peor que no lanzarlo.

Así que el mundo del motor en PS4 estará representado también por ‘Need for Speed: Rivals’. Una versión que viene a padecer de lo mismo que su competidora en Xbox One. Es el mismo juego de Xbox 360 o PS3 pero con mejores texturas y muchas más partículas. ¿Es eso malo? No, ni mucho menos, pero tampoco es lo que se esperaba de un juego de coches en esta generación.

Recordando los juegos de coches en el lanzamiento de PS3

PlayStation 3 tuvo un lanzamiento accidentadísimo en nuestro país y en Europa en general. Pocos juegos de calidad y muchas dudas. Pero si hubo un título de conducción que destacó por aquel entonces fue, sin duda, ‘MotorStorm’. Carreras de quads, motos y todo terrenos en el desierto, con espectaculares vistas y aparatosas caídas. Diversión arcade sin muchas pretensiones que encajó perfectamente con los que buscaban diversión directa en sus recién adquiridas PS3.

También llegó ‘Ridge Racer 7’, un clásico de aquella época en la que Namco todavía brillaba como una de las editoras internacionales más potentes. Un ‘Ridge Racer’ para cada lanzamiento de PlayStation parecía la norma y es que desde la PSX original un juego de la franquicia siempre había acompañado durante los primeros meses de vida a una nueva máquina de Sony.

Algo que ha cambiado con el paso del tiempo. A día de hoy la saga ‘Ridge Racer’ no pasa por sus mejores momentos (sólo hay que ver ese desafortunado accidente llamado ‘Ridge Racer Unbounded’) y ya nadie se acuerda de ella cuando se presenta una nueva consola de Sony. Viendo el percal era lógico que en la compañía japonesa decidieran invertir en una nueva franquicia como ‘DriveClub’. Lástima que les haya salido un nuevo retraso en la familia.

Recapitulando

Forza 4

Xbox One llega con un nuevo ‘Forza Motorsport’ bajo el brazo y eso son siempre buenas noticias. Los aficionados al mundo del motor están de enhorabuena ya que Turn10 no suele decepcionar con sus trabajos. Quizá no es el ‘Forza’ más revolucionario y estoy convencido de que se le puede pedir muchísimo más a la saga, a Microsoft y al equipo de desarrollo. Pero es un juego de lanzamiento y sienta unas estupendas bases sobre las que evolucionar.

PS4 en este sentido es un desastre. No llegará acompañada de ningún título de coches exclusivo y el mundo del motor durante sus primeros meses de vida estará representado por ‘Gran Turismo 6’. Un juego que saldrá, de momento, sólo en PS3. ‘DriveClub’, la apuesta fuerte de Sony para intentar ofrecer una buena alternativa a los aficionados al mundo del motor en PS4 ha sido retrasada hasta una fecha todavía por determinar de 2014 (los rumores apuntan a verano). Así que el panorama se centra tan sólo en ‘Need for Speed: Rivals’.

Desde luego y por ahora, los motivos para lanzarse a por una nueva consola son pocos si disfrutáis de vuestra PlayStation 3. Dentro de poco llegará un nuevo ‘Gran Turismo’ y eso es una gran noticia ya que la “vieja” consola de Sony todavía tiene mucho que decir.

Si estáis pensando en jubilar a vuestra Xbox 360 y sustituirla por su sucesora, la Xbox One, tenéis un panorama muy diferente. El futuro de Xbox 360 no parece muy halagüeño ya que Microsoft no se caracteriza por seguir regalándole joyas a las consolas que jubila (la Xbox original cayó en el olvido justo el mismo día que se presentó Xbox 360 y ahora parece que seguirán el mismo camino...), pero Xbox One ha llegado con fuerza y, de momento, ya tenéis un nuevo ‘Forza’ que dominar.

La decisión es vuestra pero recordad que los juegos de lanzamiento nunca son representativos de nada. El poder de estas consolas se notará dentro de un par de años… ¿tendréis paciencia?

Si tenéis dudas sobre las dos consolas os recomiendo el especial que estamos llevando a cabo en VidaExtra. Enfrentamos a PS4 y Xbox One, cara a cara, en todos los frentes. Quizá así acabéis con una idea más clara de lo que ofrece cada una. Especial PS4 vs Xbox One.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio