Compartir
Publicidad

Es sólo un juguete, pero este coche y su scooter con remolque a juego son lo más cool que puedes comprar

Es sólo un juguete, pero este coche y su scooter con remolque a juego son lo más cool que puedes comprar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Suele decirse que los niños no crecen, sólo cambia el tamaño de sus juguetes a medida que se hacen mayores, pero a veces ni eso, porque hoy posiblemente te traigamos un juguete, sí, juguete, pero que a bien seguro todos querríamos tener en nuestro garaje.

Es un doble ingenio a motor que puede no valer para nada o ser uno de los objetos más preciados en la colección de un aficionado al motor, es un deportivo clásico con remolque en el que lleva un scooter, aunque ambos son a tamaño XXS, ¡pero sorprendentemente bien acabados!

Coche, moto y remolque, todo restaurado a juego

Combo Cushman 007

Tanto el pequeño coche como la pequeña moto están propulsados pequeños motores Cushman. Concretamente el scooter es un Cushman Husky Model 53A de 1946 sobre el que posiblemente no hayas oído hablar nunca, pero fue un vehículo muy popular ente los soldados de la Segunda Guerra Mundial por su facilidad de transporte y capacidad para ser lanzado en paracaídas para movilizar a las tropas. Su producción no fue exclusivamente bélica, pues su fabricación continuó hasta bien entrados los años '60.

Por su parte, el coche es un modelo hecho ex profeso, un pequeño automóvil que comenzó sus días siendo el coche de un carrusel de un parque de atracciones. Después de ser rescatado de la jubilación se le añadió un chasis de acero y un motor ubicado en posición central-trasera, el mismo motor que mueve al scooter, convirtiéndose en un coupé de época en 1970.

Combo Cushman 009

Aunque sólo sea para moverse por el patio de casa, para que lo usen los hijos o nietos o para tener una excusa para tener descendencia, este pequeño coche a motor con su remolque y un pequeño scooter a medida son una verdadera cucada.

Lo mejor de todo es que este combo a escala va a ser subastado en Bonhams el 24 de enero y pese a que en la casa de subastas acostumbramos a ver cifras estratosféricas, en este caso la puja más alta se estima entre 5.000 y 6.000 dólares (entre 4.300 y 5.200 euros), por lo que parece hasta barato y además sale a subasta sin reserva. Eso sí, no están homologados para circular por la calle.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio