Compartir
Publicidad
Publicidad

El simulador casero que todos querríamos tener

Guardar
33 Comentarios
Publicidad

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener todo un simulador en su propio salón? Hoy en día está prácticamente al alcance de todos poder tener una consola y un volante (de los buenos, no de los de plastiquete) que nos permita “meternos” en el mundo de las carreras gracias a diferentes simuladores como el Gran Turismo 5 o el Forza Motorsport, por ejemplo.

Nuestro protagonista de hoy decidió crear su propio puesto de conducción en casa para poder disfrutar al máximo este tipo de videojuegos de coches. Para ello construyó una estructura de madera a la que añadió elementos interiores de un Opel Astra de los años noventa.

El puesto de conducción de nuestro amigo cuenta con un volante Thrustmaster T500 RS con pedales y una palanca de cambios TH8, junto al salpicadero, la consola central, los paneles de las puertas o una sección del techo del viejo Opel Astra. ¡Ah! Y los asientos de cuero son de un Jaguar XJ8.

¿A quién no le gustaría poder jugar así al GT5? Es cierto que hay simuladores de verdad (por una pasta gansa, claro) que llegan a menearte el asiento y a hacerte sentir sensaciones parecidas a las que sentirías en un coche, pero… ¡esta solución casera es la bomba!

Vídeo | Youtube
Vía | Car Scoop
En Motorpasión | Esto sí que es un simulador de conducción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos