Compartir
Publicidad

Otra más: BMW llama a revisión a 1,6 millones de coches en todo el mundo por riesgo de incendio

Otra más: BMW llama a revisión a 1,6 millones de coches en todo el mundo por riesgo de incendio
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El defecto de fábrica que afecta al sistema de recirculación de gases de escape en modelos diésel BMW sigue trayendo cola. La compañía acaba de emitir un comunicado en el que ha confirmado que llamará a revisión, a nivel mundial, a 1,6 millones de automóviles en todo el mundo, sumándose a las anteriores campañas de revisión ya realizadas.

El asunto no es nuevo. La liebre saltó cuando más de veinte modelos BMW en Corea del Sur acabaron en llamas por un defecto en el módulo de EGR, el sistema que gestiona la recirculación de gases de escape. Aunque en realidad venía de antes: 1,4 millones de coches fueron solicitados en Norteamérica a finales de 2017, pero en ese momento la causa no estaba del todo clara.

BMW llama a revisión a 1,6 millones de coches en todo el mundo por riesgo de incendio

Después de pedir perdón de forma generalizada, comenzó una investigación, que afectaba también a Europa, y que se saldó el pasado mes agosto con la pertinente llamada masiva a reparación de 480.000 automóviles diésel en Asia y el Viejo Continente, 324.000 de los cuales habían sido comercializados en suelo europeo.

Sin embargo, tras realizar un examen más en profundidad en motores de gasóleo de configuración similar a los afectados en esta primera campaña, BMW ha considerado necesario ampliar estas revisiones técnicas a más modelos diésel, a pesar de que el fabricante asegura que no representan un riesgo significativo para los clientes. De esta manera, cerca de 1,6 millones de vehículos deberán pasar por el taller.

Los diésel producidos entre 2010 y 2017, los afectados

Bmw 2598833 960 720

Tal y como expone BMW en un comunicado, aunque el problema ya era conocido, en algunos automóviles de motor diésel pueden producirse fugas de glicol en el sistema de refrigeración del EGR que, en combinación con los depósitos de hollín que se generan y las altas temperaturas a las que está expuesto el sistema, podría resultar en partículas ardientes.

La marca germana asegura que sólo en casos muy raros podría propiciar la fusión del colector de admisión, siendo aún menos probable que acabe en incendio. Además, como ya informó en su momento BMW, este problema sólo se produce con el coche en marcha, cuando circula a elevadas velocidades durante un tiempo prolongado.

2560 3000

Si bien BMW no devela qué modelos están afectados, sí que confirma que serán aquellos vehículos en producción entre agosto de 2010 y agosto de 2017. Por otro lado, el fabricante alemán asegura que se pondrá en contacto directamente con aquellos clientes perjudicados y que la información se distribuirá a través de los concesionarios.

A su paso por el taller, en los modelos suceptibles de registrar este fallo, se revisará el módulo EGR y se reemplazará cualquier componente defectuoso que pudiera encontrarse. Por supuesto, esta visita al taller no supondrá ningún coste adicional para los propietarios. Con esta campaña global, BMW espera cerrar este capítulo de incidencias en el que ya se han visto involucrados más de tres millones de coches.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio