Compartir
Publicidad
Publicidad

BMW Welt: el gran espacio de BMW en Munich

BMW Welt: el gran espacio de BMW en Munich
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

BMW abre estos hoy las puertas del BMW Welt, un impresionante edificio que albergará una exposicion de sus modelos, actos culturales y conferencias, pero además servirá de centro de entrega de vehículos dentro de un área a la que sólo podrán acceder los clientes que vayan a recoger un coche nuevo.

Se espera que cada año sea visitado por 850.000 personas y se entreguen unos 45.000 vehículos.

El BMW Welt está situado en el centro de Munich, y pretende convertirse en un referente arquitectónico para la ciudad. Las obras comenzaron el 1 de agosto de 2003, acondicionando un aparcamiento que había sido destinado a los juegos olímpicos como lugar donde levantar la estructura del BMW Welt.

La oferta la completan tres restaurantes, tiendas en las que adquirir productos de BMW y un Junior Campus destinado a niños.

El BMW Welt completa así el museo BMW (situado a su lado) que lleva abierto desde 1973, y que está siendo ampliado para reinagurarse en primavera de 2008.

También es posible realizar visitas guiadas a la planta de fabricación de BMW en Munich, de la que salen cada día 18 BMW Serie 3 y unos 1.250 motores gasolina y diésel de seis y ocho cilindros.

Un servicio de entrega de lujo

El servicio de recogida en el BMW Welt tiene un coste de 457 euros, pero a cambio no se cobra el transporte hasta el concesionario donde ha sido adquirido. A cambio, la experiencia incluye el envío de la documentación sobre la recogida 21 días antes y una matrícula temporal con la que mover el coche hasta la ciudad del cliente.

El proceso de entrega se convierte en una ceremonia casi religiosa: el coche llega algunas horas antes al BMW Welt, es lavado en un túnel especial y revisado en otro “túnel de luz” en el que se comprueba que no tenga ningún desperfecto. El cliente pasa primero por el Product Info Center, un lugar en el que recibe instrucciones sobre su coche antes de pasar a un simulador interactivo que incluyen un simulador con volante, pedales y el mando del iDrive.

Después pasa a la sala de espera, desde la que se accede a unas grandes escaleras que terminan en la zona de entrega, en la que hay como máximo 30 coches, 20 sobre plataformas giratorias y 10 en plataformas panorámicas. En el momento de la entrega, el coche da un giro completo y se ilumina, momento que es fotografiado.

Si el cliente tiene equipaje, un botones lo carga en el coche, y finalmente el cliente recibe un llavero con su nombre grabado, con la foto tomada anteriormente y la llave. El último coche se entrega a las 17:30, para dejar tiempo para volver a su ciudad.

Fuente | BMW

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos