Compartir
Publicidad
Publicidad

Saab 9-5 y la vuelta del estilo sueco

Saab 9-5 y la vuelta del estilo sueco
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un primer vistazo, que es lo que pude hacer en la presentación estática, lo primero que me llamó la atención fue el diseño exterior. Continúa con las básicas y particulares líneas de la sueca, con una clarísima evocación a sus orígenes, al archiconocido ya casi clásico Saab 900. Un lateral con estilo de coupé y la tan conocida caída hacia la zaga con un marcado maletero lo demuestran.

Realmente el diseño exterior es lo más genuino de este Saab 9-5, que cuenta con detalles que evocan los orígenes aeronáuticos de la marca. Muchos de los detalles de su envoltura e interior vienen directamente del prototipo Aero X, presentado con gran éxito en 2006.

Tras dar una vuelta por fuera, llegó el momento de entrar en este sedán tan grande y comprobar su ADN particular. El puesto de conducción transmite, como no, las sensaciones de estar en un cockpit de un caza, luces agradables en color verde y todo al alcance de la mano, orientado hacia el conductor, evitando botones y palancas superfluas.

Presentacion Saab 9-5

Destaca el amplio parabrisas con el que han conseguido reducir el Cx a 0,28 y cómo no, los relojes del cuadro de mandos (ver detalle), puro estilo aeronáutico. Las plazas traseras son muy amplias, nos sentamos tres personas de varias tallas y teníamos espacio suficiente para piernas, hombros y cabeza, que queda con espacio suficiente al techo.

Estas plazas disponen de pantallas plegables para el entretenimiento y climatización independiente. Los materiales son de alta calidad y los acabados perfectos. No esperaba menos de un Saab.

Aunque no lo hayamos probado por carretera, sabemos qué componentes comparte con su primo lejano, el Opel Insignia. El fundamental es la plataforma, denominada Epsilon II, que ha sido especialmente modificada y adaptada, contando con una distancia entre ejes de 10 cm más, lo que permite disponer de más espacio interior (ver detalle).

Presentacion Saab 9-5

Las motorizaciones, de cuatro y seis cilindros, con las que se comenzará a comercializar el Saab 9-5 son gasolina, diesel y en un futuro próximo de bioetanol (Biopower). Como entrada en la gama dispone de un 1.6 Turbo de 180 CV, seguido del 2.0 TiD de 160 CV de potencia, estos propulsores de cuatro cilindros vienen acompañados de una cambio manual de seis velocidades, el diésel se podrá adquirir también con caja automática (ver detalle).

La motorización media es un 2.0 litros de 220 CV, que dispondrá opcionalmente la tracción integral y el cambio automático. La versión más potente de este Saab 9-5 es un gasolina, V6 y 2.8 litros, que rinde nada menos que 300 CV. Monta el sistema de tracción integral, XWD, y el mismo cambio automático de seis velocidades.

Más adelante se presentará el motor más “ecológico” de todos, el Biopower de 2.0 litros, junto con otro gasolina de 1.6 litros, turbo 180 CV, también adaptado para funcionar con bioetanol (E85).

Presentacion Saab 9-5

Por último nos queda hablar de los niveles de equipamiento, tres, que continúan con las denominaciones ya conocidas, Linear, Vector y Aero. Como equipamiento básico dispone de botón de arranque/parada sin llave, asiento del conductor ajustable en seis posiciones, control de climatización bizona, equipo de sonido con siete altavoces y toma AUX, volante en cuero y pantalla de información de texto o Head-Up Display.

También cuenta con iluminación adaptativa, asistente para el aparcamiento, sistema de reconocimiento de señales de tráfico TSR, sistema de aviso de cambio de carril LDW y control adaptativo de la velocidad de crucero.

Así la nueva gama de Saab se irá completando hasta el año 2012 con este nuevo Saab 9-5, la versión station wagon, prevista para finales de 2010 junto con el todocamino 9-4X y por último la nueva gama de los Saab 9-3.

En Motorpasión | Nuevo Saab 9-5, novedad en el Salón de Fráncfort

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos