Síguenos

Prueba Audi RS3 Sportback

Allá por el mes de septiembre Audi nos invitaba a conocer a fondo su división de personalización, Audi Exclusive, que como recordaréis ofrecía desde llantas exclusivas o colores de carrocería especiales hasta tapicerías, revestimientos o materiales, siempre a gusto del cliente.

En aquella ocasión Audi nos tenía preparada toda la gama deportiva, incluidos modelos tan espectaculares como el Audi R8 (V8 Spyder y V10 Coupé), el Audi RS5 o el Audi TT RS. A pesar de todo, había un modelo concreto que nos interesaba más que el resto. ¿Por qué? Era la novedad de la gama RS y no lo habíamos conducido todavía.

Como habéis podido deducir ya (sí, el título ayuda) se trataba del último de los miembros de la familia RS, el Audi RS3 Sportback del que ya escribimos una toma de contacto. No obstante, el coche nos dejó muy buen sabor de boca y no nos íbamos a quedar sin probarlo más a fondo.

Prueba Audi RS3 Sportback

La última vez que tuvimos entre manos el Audi RS3 Sportback sólo pudimos disfrutarlo durante una hora y media, aproximadamente. Esta vez lo hemos conducido durante cerca de 1.000 kilómetros y lo hemos aprovechado toda una semana. Antes de nada, veamos qué nos ofrece tanto por fuera como por dentro.

Estética deportiva

A ojos de un profano este RS3 Sportback puede parecer un A3 Sportback más, pero no es así. Sólo hay que fijarse un poco más en los detalles para darse cuenta de que todo son pistas que nos advierten de que este coche es un RS, con todo lo que eso conlleva.

En otras marcas puede que las siglas RS no tengan un significado tan claro. En Audi desde luego RS no es un adorno o el simple nombre de una versión. Estas dos letras tiene un significado claro si el coche tiene cuatro aros en la parrilla: estamos ante una bestia, en este caso un A3, sí, pero salvaje. De hecho no hay un A3 más salvaje que éste, al menos no de serie.

Prueba Audi RS3 Sportback

Por dimensiones el Audi RS3 Sportback (4,30 metros) es unos milímetros más largo que un A3 Sportback normal (4,29 metros). La batalla es exactamente la misma pero los paragolpes específicos del RS3 hacen que gane unos milímetros en ambos voladizos, creciendo así un poquito. En anchura también varían ligeramente las cotas, siendo el RS3 unos 3 centímetros más ancho. En cuanto a altura se refiere, el RS3 está 25 milímetros más agachado. Las vías también son más anchas, unos 4 y 2 centímetros (delante y detrás) que en su hermano pequeño el S3.

Si lo miramos de frente lo primero que nos llama la atención es su parrilla de tipo single frame acabada en negro brillante cuya estructura es de nido de abeja. El marco de la parrilla es de color aluminio mate de serie, pero en nuestra unidad es de color negro brillante, al igual que otros detalles como el soporte de la matrícula (monta el paquete opcional “estilo color negro”).

Los faros Xenón Plus son de serie y cuentan con luces LED de marcha diurna integradas. Por debajo encontramos el paragolpes específico con grandes tomas de aire que dirigen el aire al vano motor y hacen desaparecer los faros antiniebla delanteros, que este RS3 Sportback no monta.

Prueba Audi RS3 Sportback

En la vista lateral destacan las llamativas llantas de 19 pulgadas que equipan neumáticos Continental en medidas 235/35 ZR19 (delante) y 225/35 ZR19 (detrás). En su interior esconden un potente sistema de frenos con pinzas de cuatro pistones y discos de 370 milímetros de diámetro en el eje delantero y de 310 milímetros en el trasero.

Los pasos de rueda de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) que ahorran 2,1 kilogramos con respecto a paneles normales de acero o los cristales traseros oscurecidos (que forman parte del equipamiento Exclusive) son otros detalles que también destacan viendo el coche de perfil.

Si pasamos a la zaga encontramos un vistoso alerón de techo estrecho en su parte central y más ancho en los extremos. Por debajo el difusor integrado es de color negro brillante y aloja la generosa doble salida de escape, también de color negro brillante.

Prueba Audi RS3 Sportback

Audi ofrece cinco colores de carrocería para su RS3 Sportback: Blanco Ibis, Gris metálico Suzuka, Rojo Misano con efecto perla (el de nuestra unidad), Gris Daytona con efecto perla y Negro Phantom, también con efecto perlado. De cualquier manera, si el cliente lo desea, puede acceder a la amplia paleta de colores personalizados Exclusive.

Interior

Hemos visto que por fuera el Audi RS3 Sportback ya nos está diciendo ¡cuidado conmigo! Si echamos un vistazo al interior la cosa sigue en la misma línea. El habitáculo, aunque como el de cualquier otro A3, sufre retoques que lo hacen un tanto especial, sin meternos todavía en el equipamiento opcional que convierte a este RS3 en un caramelo muy apetecible.

El panel de instrumentos está diseñado al estilo RS y cuenta con un distintivo “RS3” al igual que los asientos, el volante o el pomo del selector del cambio. Los relojes son de color negro con números en blanco y agujas rojas. El velocímetro marca 310 km/h.

Prueba Audi RS3 Sportback

El RS3 sale de fábrica con un volante multifunción de tres radios achatado en la parte inferior y forrado en cuero perforado, levas de cambio acabadas en aluminio mate, pedalera también de aluminio, asientos deportivos de generosas orejas tapizados en cuero napa fina con costuras contrastadas de color plateado, o inserciones con un acabado negro Piano.

Como se puede apreciar en las imágenes nuestra unidad está cargada de equipamiento opcional. Lleva asientos de tipo bucket tapizados en cuero y con cubiertas traseras de plástico en color rojo o tapizados de ante y cuero en el volante, el pomo del cambio o el freno de mano.

En el caso de nuestro RS3 Sportback, las costuras en contraste de los asientos bucket, volante y demás revestimientos (como el cuero del túnel central o de las puertas) son de color rojo, al igual que los bordes de las alfombrillas, que también son colorados.

Prueba Audi RS3 Sportback

Si en algo destaca el RS3 además de en prestaciones es por su practicidad. Cuenta con un maletero de 302 litros de capacidad (pierde algo con respecto a un A3 Sportback normal, pero sigue teniendo un buen volumen) ampliable hasta los 1.032 litros si abatimos los asientos traseros y además tienes unas plazas traseras perfectamente utilizables.

Mañana seguiremos con la prueba a fondo del Audi RS3 Sportback, concretamente con una de las partes más interesantes, la que tiene que ver con sensaciones de conducción y comportamiento dinámico. ¿Qué tal se comporta su premiado motor? ¿Es suficientemente rápido? ¿Merece las siglas RS?

En la siguiente parte os espera una sorpresita en forma de vídeo (corto pero intenso). No obstante, en la parte final vendrá la guinda del pastel, una pequeña videoprueba en la que podréis ver y escuchar este lobo con piel de cordero en todo su explendor. No te lo puedes perder.

Continuará...

En Motorpasión | Audi RS3 Sportback, prueba (conducción y dinámica, equipamiento y seguridad, vídeo, valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios