Sigue a Motorpasión

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

En muchos países de nuestro entorno los vehículos con carrocería familiar o wagon se benefician de una gran aceptación y son la elección predilecta de un gran número de familias. No obstante, en España este tipo de vehículos no tienen tan buena acogida como en algunos mercados vecinos.

¿Por qué no nos atraen tanto las rancheras? Por estética suelen ser incluso más atractivas que sus equivalentes en carrocería berlina o compacta, el maletero ofrece un gran espacio para cargar los trastos de toda la familia y, además, la dinámica de este tipo de coches suele ser bastante mejor que la de un monovolumen.

Es cierto que durante los últimos años parece que los familiares van calando más y hay muchas marcas que no descuidan lo más mínimo su oferta de rancheras, aunque hay una marca alemana en particular que ha explotado quizá mejor que el resto ese concepto de vehículo familiar. Se trata de Audi y de sus versiones Avant y All Road.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

He de reconocer que en muchos casos las variantes Avant y All Road de Audi me parecen incluso más atractivas estéticamente que las versiones con carrocería normal. No sé qué tienen, ni porqué tengo predilección por las rancheras, pero me gustan, y quizá las de la marca de los cuatro aros sean de las que más.

Durante esta semana vamos a analizar a fondo el nuevo Audi A4 con carrocería familiar o Avant y con uno de los motores por excelencia del grupo VAG, el 2.0 TDI, en este caso en variante de 177 CV. Por el momento, vamos a ver qué ofrece tanto por fuera como por dentro.

¿Apariencia anodina?

Siempre que tengo un coche de pruebas en mis manos intento ser todo oídos a la hora de tratar con la gente que se interesa por el coche y comenta sobre él. Aprecio las diversas opiniones, vayan o no en la misma línea que la mía. Para gustos…

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

En el caso de este Audi A4 Avant muchas fueron las opiniones que apuntaban lo anodino de su diseño. “Es soso“ he escuchado en varias ocasiones. Como he dicho, me gusta saber lo que piensa la gente sobre el coche, aunque pueda no compartir en absoluto esas ideas. En este caso no lo hago ya que no me parece especialmente soso.

Lo que sí podemos decir es que se trata de un diseño un tanto continuista, lo cual no tiene por qué ser algo negativo. Si algo funciona, ¿para qué vas a cambiarlo más de la cuenta? La última actualización de la gama A4 ha sido tan sutil que los cambios son pocos y muy discretos.

Por dimensiones este Audi A4 Avant es más largo (4,7 metros) y ancho (1,84 metros) que sus principales competidores premium alemanes, el BMW Serie 3 Touring y el Mercedes-Benz Clase C Estate.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Los puntos más atractivos del coche son sus faros delanteros (los opcionales de xenón son los más llamativos gracias a las luces de marcha diurna en tecnología LED) y los grupos ópticos traseros. En caso de querer una apariencia algo más deportiva, Audi ofrece un paquete exterior S-Line con paragolpes específicos y taloneras.

Las llantas del vehículo de pruebas, plateadas, en diseño multirradio y con gomas Michelin en dimensiones 245/45 R17, aportan un toque de elegancia al conjunto, aunque no contribuyen precisamente a sazonar la apariencia del modelo. Audi ofrece llantas mucho más atractivas para el A4 Avant, incluídas las del paquete deportivo S-Line.

Interior

Si damos el salto al interior encontramos un habitáculo que, aunque no es el más amplio entre sus competidores con carrocería familiar, ofrece unos materiales de gran calidad y unos niveles de acabado que son una referencia en su segmento.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Tras la actualización de la gama Audi A4 el modelo ofrece un sistema MMI de infoentretenimiento de lo más completo, climatización de tres zonas y un gran número de sistemas cuyos diferentes mandos y controles de la consola hacen que parezca un vehículo de categoría superior.

Los asientos delanteros, que en este caso son de cuero, calefactados, ventilados, con ajustes eléctricos y ajuste lumbar, son especialmente cómodos para hacer muchos kilómetros (nosotros hicimos cerca de 2.000 km) y recogen bastante bien el cuerpo a pesar de que no se trate de un vehículo de aspiraciones deportivas.

Las plazas posteriores también son cómodas (sobre todo las laterales) pero la habitabilidad de las plazas, estrechas para tres pasajeros, no es tan buena como cabría esperar en un vehículo de corte familiar. Él habitáculo trasero, eso sí, está climatizado, cuenta con toma de 12V y con compartimentos portaobjetos tras los asientos delanteros (en opción).

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Si por algo deberían destacar este tipo de carrocerías es por su generoso maletero. En el caso del Audi A4 Avant el maletero está en la línea de sus competidores premium (490 litros frente a los 485 del Mercedes y los 495 del BMW) aunque tratándose de una carrocería familiar no es especialmente amplio. Abatiendo el respaldo de las plazas traseras el volumen de carga aumenta hasta los 1.430 litros.

Si buscamos fuera de la competencia más directa hay modelos como el Citroën C5 Tourer o el Toyota Avensis Cross Sport que tienen entre 40 y 50 litros más de capacidad, con cifras que superan los 500 litros de volumen de carga.

Uno de los puntos fuertes del maletero del A4 Avant es la oferta de accesorios de la que dispone, como por ejemplo un sistema de fijación de carga mediante raíles, barras telescópicas y cintas de sujeción que permite compartimentar el maletero y asegurar los diferentes bultos que transportemos en el maletero.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

La oferta de accesorios incluye también una red de separación, cubreequipajes enrollable o una alfombrilla reversible de goma y terciopelo. De forma opcional se pueden adquirir también cortinillas para las dos ventanillas traseras y también para la luneta posterior.

El maletero cuenta además con otra toma de 12V, iluminación, la bandeja tiene dos posiciones (la normal y otra más elevada), el portón en este caso es automático (se cierra mediante un botón) y el doble fondo esconde una rueda de repuesto de dimensiones 125/70 R19.

Aunque la habitabilidad del Audi A4 Avant no es uno de sus puntos fuertes, sus cualidades dinámicas y las bondades de su motor pueden con todo. No te pierdas la próxima parte en la que analizamos a fondo este familiar desde el asiento del conductor.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Continuará…

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios