Compartir
Publicidad
Publicidad

Volkswagen ya trabaja en el Golf VII

Volkswagen ya trabaja en el Golf VII
Guardar
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya se habla de que el Volkswagen Golf de la séptima generación podría llegar a nuestras calles en 2012. Sin embargo, dos años antes de su lanzamiento ya sabemos que los alemanes se encuentran desarrollando su compacto.

Lo cierto es que se está creando mucha expectación respecto de la nueva generación, quizá porque como sabéis, la sexta era únicamente una profunda renovación de la anterior. De hecho, se está hablando de un salto comparable al realizado por Ford entre el Escort y el Focus.

Por lo que sabemos hasta ahora, podría haber varias novedades importantes. En primer lugar, el nuevo de Wolfsburgo utilizaría una plataforma de menor tamaño que la actual, compartiendo componentes con la siguiente generación del Polo.

Recreación Autoexpress VW Golf VII

Entre los objetivos, algunos muy definidos, como reducir el peso y extender la política de motores más pequeños sobrealimentados. Un dato: Volkswagen maneja previsiones en las que las motorizaciones diesel tomarían aún más protagonismo en las ventas.

Seguirán confiando en el cambio de doble embrague DSG, aunque con un reto; se espera que la modalidad de 7 velocidades pueda estar disponible incluso para las versiones de mayor potencia, como el GTI.

La actual caja de 7 marchas está diseñada para soportar hasta 250 Nm. El límite de par está determinado principalmente por los embragues usados. La de 7 relaciones cuenta con dos embragues monodisco en seco, mientras que la de 6 cuenta con dos embragues multidisco bañados en aceite. Entre ambas existe una diferencia de peso notable (70 frente a 93 Kg).

Un Volkswagen eficiente

Ahora mismo se barajan dos posibilidades para conseguir aumentar la eficiencia, propulsiones híbridas y motorizaciones del tipo HCCI. (Carga Homogénea Encendido por Compresión)

En este último caso es una combinación de los actuales motores de gasolina y diesel. Se trata de mezclar el combustible fuera de la cámara de combustión (inyección indirecta) y hacerlo explotar mediante compresión, como en los diesel. El resultado es un rendimiento superior al de un motor de gasolina convencional, pero sin las emisiones de partículas contaminantes propias de ciclos diesel.

Volkswagen lo denomina GCI (Gasoline Compression Ignition), aunque no es la única en desarrollar este tipo de sistemas: Mercedes-Benz escogió DiesOtto (a continuación imagen de su motor) como nombre, en referencia a la conjunción de los dos ciclos.

DiesOtto

En cuanto a los híbridos, conocemos la existencia de un prototipo de 1.5 litros de cubicaje, dotado con 3 motores eléctricos adicionales. Aproximadamente, podría ser posible desplazarse en modo estrictamente eléctrico hasta una velocidad de 50 km/h, y a lo largo de hasta 50 km; hablamos por tanto de tecnología híbrida pura.

Se calcula que sería posible homologar cifras de gasto de combustible un 50% inferiores a las de un Golf 2.0 TDI. Este modelo declara en su versión de 140 CV 4,9 litros de combustible cada cien kilómetros. La comparación no obstante resulta difícil, porque desconocemos la potencia combinada del prototipo híbrido.

Por cierto, seguro que muchos de vosotros ya habréis pensado: ¿y si combinaran las dos líneas de producción anteriores? En Volkswagen también. Gracias a que los motores HCCI son más eficientes a revoluciones constantes, podrían ser un compañero perfecto para un conjunto híbrido.

Foto espía VW Golf VII

Los rumores hablan también de la posibilidad de añadir a lo anterior un sistema de recarga energética enchufable, de manera semejante a un Chevrolet Volt. En cualquier caso, tendremos que esperar a conocer todos los datos para poder empezar a situar al Golf VII respecto de sus competidores.

Os dejo junto con la foto espía dos recreaciones llevadas a cabo por Autoexpress.

Via | Autoexpress
En Motorpasión | Volkswagen Golf GTi BlueMotion, posible llegada en 2011

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos