Compartir
Publicidad
Publicidad

No, el superventas de Volkswagen no es el Golf (pero debe de estar muy bueno acompañado de ketchup)

No, el superventas de Volkswagen no es el Golf (pero debe de estar muy bueno acompañado de ketchup)
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los resultados de ventas de las marcas mantienen a Volkswagen en el podio de los fabricantes con 6,5 millones de vehículos vendidos en 2014, de los cuales 6,12 millones de unidades corresponden a turismos. De entre ellos, la pieza fundamental se llama Volkswagen Golf. Sin embargo, no es ese el producto estrella de Volkswagen, si entendemos por producto estrella el que más unidades vende.

El producto que más se vende de Volkswagen, de hecho, no tiene ruedas ni motor, ni se espera que disponga de ellos en un futuro próximo. En Alemania y Reino Unido, sin embargo, es ampliamente valorado, hasta el punto de que en 2014 se vendieron nada menos que 6,3 millones de unidades. Hablamos de las salchichas al curry de la marca Volkswagen, claro. Las Currywursts de Volkswagen.

Volkswagen Currywurst

Volkswagen vende más salchichas al curry que turismos. Y si hablamos de salchichas en general las cifras hacen palidecer a la pequeña división de automóviles: 7,8 millones de salchichas en 2014 no sólo son un plato de muy buen gusto —aunque algo indigesto si se tragan de golpe— para la firma de Wolfsburg, sino que representan un incremento del 10 % respecto a las cifras de 2013.

Desde 1973, Volkswagen sirve sus propias salchichas en los comedores de sus trabajadores, y desde 2011 se venden también en supermercados. La superventas es la Volkswagen Currywurst, por aquello de que el currywurst es casi una religión en tierras germanas (bonus track: receta de auténtico currywurst en Directo al Paladar). Estas salchichas miden 25 cm de largo y pesan como 170 gramos, no tienen fosfatos, proteínas lácticas o glutamatos, y contienen un 20 % de grasa, frente a la media del 44 al 55 % que tienen las demás.

Por cierto, que para acompañarlas, quizá no haya nada mejor que el ketchup que fabrica la marca alemana desde 1997. De esas sólo venden medio millón de botellitas al año, aproximadamente.

Mitsubishi Pencil

Si bien no es de extrañar que un fabricante de automóviles se dedique a otras cuestiones que poco tienen que ver con los coches, estamos más acostumbrados a ver este fenómeno en Asia, donde Yamaha lo mismo vende motos que instrumentos musicales, o firmas como Mistubishi o Samsung se dedican a sectores absolutamente dispares: desde lápices hasta energía nuclear, en el primero de los casos, y todo tipo de gadgets, además de coches Renault, en el caso del segundo.

En el caso de Volkswagen, sin embargo, sigue sorprendiendo después de casi 42 años una línea de producto alimenticio que surgió de una necesidad y que hoy por hoy es un punto fuerte de la marca, no ya sólo en el terreno económico sino en el aspecto de fidelización con los amantes de Volkswagen. Porque, ¿qué mejor forma de demostrar pasión por tu marca de coches que comértela?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos