Compartir
Publicidad

¡Pero qué malas pulgas!

Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Hay que ver la mala leche que se gastaba Nelson Piquet en sus tiempos. Bueno, la verdad es que está totalmente justificado el cabreo, porque Piquet tenía ganada la posición, y el otro (¡no sé quién es! De hecho, creo que es un doblado, pero ¿alguien lo sabe?), y al fin y a la postre le fastidió la carrera en un segundito de nada. Dejando de lado lo deportivo, hay que ver la velocidad con que baja del coche el Piquet, ¡qué tio!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos