La estupidez no tiene límites (II)

24 comentarios

Lo iba a titular “Las consecuencias de hacer el tonto en la carretera”, pero mejor continuar la saga de “La estupidez no tiene límites”. Se trata de un conductor temerario circulando (o haciendo el loco más bien) por Valencia, con un desenlace bastante previsible: el que va haciendo el tonto se acaba dando golpes tontos. Por cierto, sí que les ha quedado un “vídeo guapo” como ellos dicen.

Vía | Diariomotor
En Motorpasión | La estupidez no tiene límites

Temas
Comentarios cerrados
Inicio