Compartir
Publicidad
Publicidad

Range Rover 2010

Range Rover 2010
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Land Rover ha presentado la renovación de sus tres modelos más importantes en el Salón del Automóvil de Nueva York. El Range Rover, el Range Rover Sport y el Discovery reciben importantes modificaciones tanto a nivel mecánico como estético, siempre manteniendo el inconfundible y elegante estilo de la marca.

Lo primero que hay que destacar del nuevo Range Rover 2010 que llegará a los concesionarios a finales de este año es la incorporación de un nuevo motor V8 sobrealimentado de cinco litros que desarrolla 510 caballos de potencia y tiene un par de 625 Nm.

Este motor, el primero desarrollado conjuntamente con Jaguar, le permitirá tratar de tu a tu a los modelos más potentes del mercado, como el Porsche Cayenne Turbo o los nuevos X5 y X6 M de BMW. De todas formas se mantiene el TDV8 que equipaba el Range Rover Sport que probamos recientemente.

Exteriormente, los cambios más destacados los encontramos en los faros, la nueva parrilla y los paragolpes, que combinados con las llantas de nuevo diseño le dan ese toque vanguardista que necesitaba para ponerse al día.

Pero sin duda, en el interior es dónde encontramos los cambios más destacados. Se ha equipado con un sistema de información y entretenimiento mediante una pantalla táctil de doble visión, que permite al conductor y al acompañante ver imágenes diferentes de forma simultánea. De este modo, el acompañante puede disfrutar de una película en DVD mientras el conductor sigue las instrucciones del sistema de navegación, todo ello en la misma pantalla.

Range Rover 2010

Pero lo que más me ha llamado la atención es el cuadro de instrumentos, en el que los relojes e indicadores convencionales se han sustituido por una pantalla TFT de 12” totalmente configurable. Así ahora las esferas de los relojes son digitales, y dispone de muchos gráficos que a primera vista parecen muy atractivos y de fácil lectura.

Para completar el Range Rover 2010 se han modificado los distintos programas para su uso off road y el sistema de control de descenso de pendientes. Además ahora incorpora un sistema que interviene en caso de detectar subviraje. Si la velocidad es demasiado elevada, el sistema frena automáticamente para reducir la velocidad aplicando una presión de frenada que determina en función de la gravedad de la situación.

En caso de desaceleración de más de 0,7 g, las luces de freno se encienden automáticamente para alertar a los vehículos que vengan por detrás.

Range Rover 2010

Según Land Rover se ha mejorado también el confort de marcha. Por un lado los amortiguadores se han sustituido por unas unidades DampTronic Valve Technology que incorporan válvulas de ajuste constante.

Gracias al uso de la tecnología predictiva, permite ajustar continuamente los amortiguadores de cada rueda entre una configuración “blanda”, orientada al confort, y una configuración “dura” que proporciona un firme control de la carrocería; la presión de amortiguación en cada rueda se controla 500 veces por segundo.

El sistema optimiza el control de marcha y de la carrocería y responde inmediatamente a las demandas del estilo de conducción y del terreno, tanto en carretera como en situaciones de conducción todoterreno.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos