Compartir
Publicidad

El Koenigsegg Agera nos dice adiós dejando su nombre escrito en la historia

El Koenigsegg Agera nos dice adiós dejando su nombre escrito en la historia
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El coche homologado para carretera más rápido sobre la faz de la Tierra se despide. Hablamos del Koenigsegg Agera RS, que ha sido el encargado de poner punto y final a la producción del modelo más exitoso hasta la fecha del exclusivo fabricante sueco.

Con una producción limitada a 25 unidades, la versión más bruta de la saga Agera fue la última en llegar y por tanto es la que dice adiós: la última unidad acaba de salir de fábrica y con ella se despide el modelo, no sin antes dejar su nombre escrito en la historia con varios récords. Larga vida al Agera.

El Koenigsegg Agera RS debutaba oficialmente hace tres años en el Salón de Ginebra 2015 y se presentaba como el más brutal de la familia Agera. Siguiendo los pasos del One:1, el Agera RS reducía su peso respecto a sus hermanos, además de aumentar la carga aerodinámica y la potencia. El resultado fue un hiperdeportivo que aún hoy ostenta el récord Guinness de vehículo más rápido del mundo.

Una relación peso/potencia inferior a 1kg/1CV

Koenigsegg Agera fin de producción

Esta bestia sueca esconde un corazón V8 de 5.0 litros como el resto de los Agera, pero llevado hasta los 1.160 CV de potencia. Al menos así fue en un primer momento, ya que tiempo después Koenigsegg revisaba de nuevo su entrega para elevarla hasta los 1.360 CV con el propulsor 1 MW (1 mega vatio).

Una dieta rica en fibra de carbono y titanio, le permiten parar la báscula en los 1.295 kilos, lo que se traduce en una relación peso/potencia de 0,95 kg/CV. Entre sus bondades se destaca un buen puñado de elementos aerodinámicos, como el faldón delantero o un alerón posterior activo que genera una carga aerodinámica de 450 kg cuando supera los 250 km/h.

Con estos números, las prestaciones del Koenigsegg Agera RS son obviamente de infarto: las cifras oficiales hablan de 443 km/h de velocidad máxima, la cuál superó ligeramente en el récord Guinness, y aceleración de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, necesitando sólo 7,0 segundos para llegar a los 200 km/h.

Escribiendo su nombre en la historia

Koenigsegg Agera RS

El Koenigsegg Agera RS es un coche de récord. Conocida ha sido su batalla con el Bugatti Chiron por convertirse en el coche más veloz del planeta, lo que conseguía a finales del año pasado con una impresionante marca de 444,6 km/h. De esta manera, el superdeportivo sueco se despide con su nombre escrito en el Libro Guinness de los récords.

Pero no ha sido el único hito que ha conseguido en sus tres años de vida. El Agera RS batió el propio récord de Koenigsegg haciendo el 0-400-0 en sólo 33,29 segundos y hay quien reclama que puede superar los 457,05 km/h, como demuestra este vídeo.

Los Koenigsegg Agera Final Edition

Koenigsegg Agera Final Edition Thor

Aunque el último de los Koenigsegg Agera RS acaba de salir de fábrica, el exclusivo fabricante sueco no ha dejado pasar la ocasión de despedir al Agera con dos Final Edition. Y qué mejor manera de hacerlo que sumando dos apellidos tan icónicos como son Vader y Thor. Con ellos se cierra el círculo iniciado en 2010 con el primero de los Koenigsegg Agera.

Ambas denominaciones han sido escogidas por sus afortunados propietarios, la primera hace referencia al eterno antagonista de Star Wars mientras que la segunda se inspira en la famosa deidad nórdica ahora más conocida por ser uno de los Vengadores de Marvel.

De esta manera, Koenigsegg pone finaliza la producción del que ha sido, por el momento, su modelo de más exito. ¿Qué deparará el futuro de la marca escandinava? Es de esperar que el Agera tenga su remplazo con otro hiperdeportivo de combustión de altos vuelos. Mientras, el fabricante seguirá con la producción de su superdeportivo híbrido Regera, que está limitada a 80 unidades hasta 2023. Si quieres uno llegas tarde: Koenigsegg anunciaba el verano pasado que ya estaban todas vendidas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio