Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuando la pintura vial se convierte en tu enemigo
Seguridad

Cuando la pintura vial se convierte en tu enemigo

Publicidad
Publicidad

En abril de 2015, la publicación de la foto que vemos sobre estas líneas ilustraba un problema cotidiano de nuestras calles y carreteras. Se trata de un paso de peatones aberrante, con cuya imagen el movimiento vecinal Tu opinión cuenta en Santa Cruz de Bezana denunciaba en Facebook algo que trasciende este municipio cántabro de 12.500 habitantes: el criterio con que se utilizan las marcas viales en la señalización de calles y carreteras.

Ahora, una petición formulada en la plataforma Change.org va más allá, y revindica la mejora de las marcas viales con el uso de pinturas antideslizantes. La petición viene formulada por la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas, cuyo director técnico es Juan Carlos Toribio, aquel que siendo agente de la Guardia Civil cometiera la osadía de denunciar a pie de pista los problemas de las carreteras, antes de acabar represaliado. A día de hoy, Toribio sigue en su cruzada contra los riesgos viales, y sobre este caso lo hace con una batería de argumentos sólidos.

Pintura vial antideslizante - paso de peatones

En primer lugar, Toribio recuerda que "como norma general se aplican en nuestras carreteras y calles pinturas en flechas, pasos para peatones y otras marcas viales altamente deslizantes y que provocan accidentes de tráfico en ocasiones muy graves". Además formula, entre otras, estas consideraciones:

  • La adherencia del pavimento y sus marcas viales tiene por objeto principal evitar el deslizamiento de la rueda sometida a diferentes fuerzas garantizando la seguridad durante el movimiento.
  • La microtextura o macrotextura en el pavimento y según la velocidad de tránsito, es el principal contribuyente a la resistencia al deslizamiento y en el mismo sentido, lo es en la aplicación sobre la marca vial.
  • El artículo 139 del Reglamento General de Circulación obliga al titular a mantener la vía en las mejores condiciones posibles de seguridad.
  • El artículo 142 del mismo texto legal obliga a retirar la señalización que no sea reglamentaria, haya perdido su objeto o no cumpla por causa de deterioro.

Una simple petición: señores, hagan su trabajo

Pintura vial antideslizante - marcas viales

Además, la organización que dirige revindica la vulnerabilidad de los peatones, los ciclistas y los motocicilistas con datos extraídos de un informe elaborado en 2011 a instancias del Parlamento Europeo, donde se estableció que los riesgos de mortalidad, respecto al turismo, son 9, 7 y 18 veces mayores, respectivamente.

Por esto, en la solicitud que dirige al Gobierno de España hace constar la necesidad de tener en cuenta esta vulnerabilidad para que "se respeten las indicaciones técnicas relativas al coeficiente de rozamiento establecidas por las normas técnicas". De manera específica, solicita que:

  • No se permita, prohibido ya está, la aplicación de marcas viales que mantengan un coeficiente de rozamiento inferior a 0,45.
  • Se apliquen marcas viales con coeficientes de rozamiento en tramo recto de 0,55.
  • Se evite la aplicación de marcas viales en tramos curvos, con independencia del radio, con coeficientes de rozamiento inferiores a 0,60.
  • En la marca vial de pasos para peatones se realice la vigilancia oportuna para evitar el incumplimiento del artículo 168c del Reglamento General de Circulación, no combinándose otros colores con el blanco reglamentariamente establecido.
  • Para el borrado de marcas viales, se evite incumplir el artículo 139 del Reglamento General de Circulación y las normas técnicas complementarias, al repintar en negro para su anulación las marcas viales inutilizadas.

¿Por qué tiene sentido esta petición?

Carretera

En las últimas décadas se ha exigido a conductores y a fabricantes de vehículos un esfuerzo por la mejora de la seguridad vial que no siempre se ha correspondido con el esfuerzo realizado por los responsables del tercer gran grupo de factores de riesgo: el llamado factor vía. Llamado así, sin olvidar que detrás de cada factor de riesgo aparentemente inanimado hay un factor humano que debe responsabilizarse de la buena marcha de cada elemento.

La utilización indebida de la pintura vial es un claro ejemplo de este agravio comparativo entre los responsables de los diferentes factores, y también un claro factor de riesgo por sí mismo, especialmente para ciclistas, motoristas y peatones, los usuarios más vulnerables de la vía. Si hay una normativa para garantizar unos mínimos de calidad, pero no se vela por su cumplimiento de manera adecuada, es como si no existiera esa normativa... o peor.

Paso Peatones Estepona Malaga Plataforma sobreelevada pintada a todo color en Estepona (Málaga), pero podría estar en cualquier
otra población de las decenas que utilizan esquemas similares. Foto: Ayuntamiento de Estepona

Cuando el texto presentado por la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas recuerda detalles como que un marcado vial no puede tener un coeficiente de rozamiento inferior a 0,45 o que las franjas de los pasos de peatones no se pueden transformar en un catálogo de pinturas que lo conviertan en una pista de patinaje en cuanto llueve, lo que está haciendo es dar una señal de alarma. Como en el caso de la foto de Santa Cruz de Bezana o como en el caso de Estepona, los marcados viales son un elemento clave en la seguridad de los usuarios de la vía.

Se trata, simplemente, de que se respeten las normas y, sobre todo, de no caer en el absurdo del lobo guardián. Quienes se encargan de velar por el cumplimiento de las normas no deberían saltarse esas normas a la torera. Porque si lo hacen, lo que habrá que preguntarse es para qué les estamos pagando el sueldo, si no son capaces de realizar su trabajo de manera correcta.

Enlace | Change.org

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos