Compartir
Publicidad

Volkswagen Beetle contra Volkswagen Golf GTI 35, prueba en el Circuito del Jarama

Volkswagen Beetle contra Volkswagen Golf GTI 35, prueba en el Circuito del Jarama
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace dos semanas el Circuito del Jarama nos esperaba para una jornada en la que probaríamos dos de las novedades de Volkswagen de éste último año en el medio al que a cualquiera nos gustaría meter a estos dos coches. Los protagonistas de la jornada en el circuito fueron el Golf GTI 35 Aniversario y el nuevo Volkswagen Beetle.

Era la primera vez que en Motorpasión probábamos el Golf GTI 35, no pasaba lo mismo con el Beetle que Javier Álvarez ya probó en Berlín. Nos esperaba el asfalto donde ambos modelos enseñarían sus cartas, aunque de inicio el principal candidato a ganar el duelo en el circuito fuese el Volkswagen Golf GTI 35.

El día había amanecido soleado y agradable pero pronto las nubes encapotaron el cielo del circuito, la mañana pintaba fea, pero hubo suerte y finalmente no llovió. Asfalto seco pero frío nos esperaba como escenario de este duelo tan especial en el Circuito del Jarama.

Beetle_vs_GTI35_3

Cara a cara, Golf GTI 35 vs Beetle

Dos conceptos ligeramente diferentes pero también parecidos. El aire GTI flota en el ambiente cuando vemos a ambos contendientes en la pista. Como buenos hermanos mellizos, comparten plataforma y corazón, el motor 2.0 TSI, que en el caso del Volkswagen Golf GTI 35 entrega 235 CV para conmemorar los 35 años del primer Golf GTI. Por su parte, el mismo motor en el Volkswagen Beetle da “solo” 200 CV. Potencia extra para una versión especial, 1-0 para el GTI 35.

Comparten corazón y ambos pueden pedirse o con una caja de cambios manual, o con la DSG, en el caso de las unidades que pondríamos en liza en el circuito llevaban todas el cambio DSG. Hablamos de un extra que se ha convertido prácticamente en un indispensable en los Volkswagen actuales. 2-1.

Dos puertas menos pero 100 kg más, el Beetle es más grande y pesado que el Golf GTI 35, tampoco en peso gana el Beetle. 3-1 a favor del Golf GTI 35. El único aspecto en el que gana el Volkswagen Beetle es el económico, cuesta 7.300 euros menos que el Golf GTI 35. Vamos 3-2 y la persepectiva no parece muy halagüeña para el Beetle… pero ¿y si con el Beetle tuviésemos suficiente? ¿equilibraría el resultado una equidad entre comportamiento dinámico y precio? Vamos a probarlos en el circuito y veremos.

Beetle_vs_GTI35

Prueba en circuito con el Volkswagen Golf GTI 35 Aniversario y el Volkswagen Beetle

Íbamos a probar tanto el Volkswagen Golf GTI 35 Aniversario como el New Beetle en circuito. Éramos los últimos en entrar al circuito con todo lo que eso significa, neumáticos y frenos ya han sufrido el trote de todos los que los han conducido antes, pero también significaba menos tráfico en el circuito.

Primero montamos en el Golf GTI 35 Aniversario, a toro pasado hubiese sido mejor cogerlos en orden inverso, por ir de menos a más, pero como íbamos a coger ambos, tampoco fue mala elección y nos dio una mejor idea de la diferencia de rendimiento entre ambos.

Antes de tocar volante, una vuelta de reconocimiento con Luis Villamil, experimentado piloto de turismos que se conoce el Circuito del Jarama como la palma de su mano. Como otras veces que he entrado en circuito, me fascinó la capacidad de ir rápido que tienen los pilotos y lo mucho que nos parecemos el resto de los mortales a Ned Flanders (esto me suena…). Trazadas perfectas y mucha velocidad, una vuelta y a boxes.

Beetle_vs_GTI35_7_1

Después nos tocaba coger el volante. El Golf GTI 35 tiene 235 CV para esta versión especial, todos los Golf GTI 35 disponibles en el circuito llevaban el cambio DSG. Nada más salir del pit lane miro por el retrovisor, no viene nadie, así que meto el pedal del acelerador a fondo y empiezo a apuntar la primera curva. Pedal de freno a fondo, freno fuera, giramos y empezamos a encadenar curvas. El Golf GTI 35 tiene un comportamiento que para un profano en asuntos de pilotaje como yo es bastante bueno, aunque tiene demasiadas trabas electrónicas como el control de tracción.

La entrada en las curvas era muy estable y el agarre transversal elevado, sin embargo pasarse abriendo gas antes de tiempo y con las ruedas ligeramente giradas provocaban un ligero subviraje. En las frenadas el ABS apenas trabajó (o al menos yo no lo noté), pero el rendimiento de los frenos es bastante bueno. Creo que se podría haber ido más deprisa con el Golf GTI 35 pero Luis Villamil no me iba a dejar darlo todo, ni yo lo iba a dar cuando apenas estoy familiarizado con el trazado del circuito.

Después de dar la vuelta completa, tocaba un rato refrigerando frenos, porque las exigencias a los frenos de éstos coches son brutales. Además de las frenadas normales, el diferencial electrónico XDS, el control de tracción y el ESP se pasan casi toda la vuelta accionando los frenos y recordemos que este coche, aunque de aspiraciones deportivas, no está diseñado para circuito.

Beetle_vs_GTI35_6_1

La experiencia había sido bastante satisfactoria, el Volkswagen Golf GTI 35 corre y bastante, aunque la sensación de estar vigilado por un ejército de sensores quita bastante emoción. Pasamos al Beetle con la compañía del olor a frenos churrascados que sale de las pinzas del GTI 35.

Los Beetle que teníamos a nuestra disposición fueron los 2.0 TSI de 200 CV con cambio DSG, algunas unidades eran en acabado Sport y otras en el exclusivo acabado Turbo White. El nuevo Beetle aún siendo continuista en las líneas, es otra cosa. Las formas redondeadas y las margaritas en el salpicadero han dado paso a unas líneas más robustas y un salpicadero parecido al del Golf pero mucho más atractivo que el del anterior Beetle.

Volvemos a enfilar la salida del pit lane y volvemos a acelerar a fondo. Se nota desde el principio que el New Beetle es más noble y más fácil de conducir que el GTI 35, en parte por su menor potencia y en parte por su mayor anchura de vías. Podría decirse que le faltan coj-inetes para empujar fuerte, pero a mi particularmente me gustó la suavidad del Beetle, aunque el GTI 35 acelerase más. Apenas se percibe en el Beetle un leve subviraje, notablemente menor que en el GTI 35, y en el comportamiento dinámico es excepcionalmente noble. Va a donde lo diriges con el volante sin apenas rechistar.

Beetle_vs_GTI35_2

Si me aceptáis una recomendación y dudáis entre ambos, yo me quedaría con el Beetle, es una compra más racional y nos permitirá pasar un buen rato en tandas en circuito si se nos cruza el cable en un momento determinado. Eso sí, id preparando pasta para unos discos de freno y unas pastillas si pensáis en meterlo al circuito, porque aunque se den pocas vueltas, si no tenemos cuidado, no durarán mucho.

Yo diría que por lo equilibrado del conjunto del Beetle, se merece ganar un punto más en nuestro particular partido, por lo que ambos quedan en empate técnico. Si bien en prestaciones el GTI 35 es superior al Beetle, desde el punto de vista racional es claramente mejor el Beetle. Todo ello aunque queramos entrar en circuito, ya que el Beetle es suficiente para pasar un buen rato. 3-3 y fin del partido,

Se acaba la jornada con la sensación de haber hecho una mala elección al coger primero el Golf GTI 35 y después del New Beetle, pero se disipa al haber pasado una bonita mañana de otoño probando ambas apuestas a las letras GTI que ha realizado Volkswagen este útimo año en el mítico trazado del Circuito del Jarama.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Volkswagen Scirocco R contra Volkswagen Golf R, prueba en el Circuito del Jarama

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos