Compartir
Publicidad

Vender el coche por internet: Cómo hacerle las fotos para venderlo mejor

Vender el coche por internet: Cómo hacerle las fotos para venderlo mejor
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con el especial de motorpasión sobre cómo vender el coche por Internet y, cómo dice el refrán: una imagen vale más que mil palabras, así que si queremos vender bien nuestro coche, tendremos que hacerle unas buenas fotos, ya que será el primer contacto visual de los compradores y, en muchas ocasiones, lo que les hará decidir entre contactar con uno u otro vendedor.

Tener una cámara normalucha no es excusa, ya que la mayoría de los consejos que os vamos a dar hoy no dependen de la calidad de la cámara, y mucho menos de los famosos megapíxeles. Vamos a verlos:

Limpio no, lo siguiente

Es evidente que lo primero que hay que hacer antes de hacerlo fotos al coche es lavarlo a conciencia. El coche tiene que estar impoluto y reluciente, tanto por dentro como por fuera, si queremos que luzca bien.

No descartaría incluso llevarlo a un negocio especializado para que le hicieran un pulido. No es que tenga que tener el brillo del primer día, pero cuanto más se acerque, mejor.

Ojo, sólo aceptaría una excepción, cuando hablamos de coches 4x4 o pensados especialmente para llenarse de barro hasta la antena. Ahí si reservaría un par de fotos con el coche en faena, sucio, tras una sesión en el campo. Al fin y al cabo es para lo que están pensados.

El exterior

Uno de los mayores errores a la hora de fotografiar un coche es hacerle las fotos en el primer sitio que encontremos, o lo que es peor, aparcado entre dos coches. En una imagen el entorno cuenta, así que porqué no irnos algún sitio agradable o al menos más interesante.

Y cuando digo interesante no es que me refiera a que tenga que ser un entorno reconocible o espectacular, sino cualquiera con un mínimo interés. Puede valernos desde una nave abandonada o un entorno industrial donde el coche destaque, a un paisaje interesante o reconocible que nos ayude a componer la foto.

Por supuesto, tampoco hay que descartar un fondo neutro, donde sólo destaque el coche y nada distraiga la atención, aunque lo ideal, tal y como he dicho en el apartado de la limpieza, es fotografiar cada coche en un entorno adecuado a su tipología.

Cuando tengáis un entorno que os guste, sólo os queda lanzaros con las tomas generales y echar al menos una vista frontal, una lateral, y una trasera.

Ojo también a la altura de disparo. Personalmente, para las fotos generales me gusta hacer coincidir la cámara con el techo del coche, pero en ocasiones habrá que elevar el punto de vista si queremos mostrar un techo solar, por ejemplo.

El interior

Un coche no es sólo exterior, el interior también contiene mucha información que seguro que el comprador está deseando ver. El salpicadero quiero su protagonismo, por lo que por qué no sentarnos en el asiento de atrás y tomar una vista general.

Cuando hacemos este tipo de fotos nos encontramos con un problema, la diferencia entre la luz que tenemos dentro con la luz que tenemos fuera es muy fuerte, y pocos sensores, por no decir ninguno, son capaces de captar ese rango dinámico.

Si nos manejamos con un programa de retoque os recomiendo hacer un par de tomas, una enfocando fuera y otra enfocando dentro, siempre desde el mismo punto de vista y con el mismo zoom, y después fusionarlas en nuestro programa de retoque favorito. Nos quedaran fotos mucho más atractivas. Como siempre, si el fondo tiene interés la foto llamará más la atención.

Por supuesto, también podemos mostrar que tapicería tenemos, los accesorios que elegimos cuando lo compramos, o incluso los extras que le hemos puesto nosotros. El interior es una parte importante del coche, y cuanto más mostremos, mejor.

Los detalles

Una vez que hemos cubierto las tomas generales y hemos mostrado el interior, no hay que olvidarse de los detalles. Cada coche es un mundo, y tu posible comprador no tiene por qué conocerlos, así que nunca es mala idea fotografiarlos, especialmente si lo personalizasteis al comprarlo.

Las llantas suelen dar mucho juego, aunque también podemos fotografiar cualquier detalle original del coche que quizás el comprador no conozca, como el sistema de arranque, por ejemplo. Por supuesto, si tienes accesorios que no vienen de serie, también deberías mostrarlos.

Algunos consejos técnicos

Por último, y aunque tampoco quiero entrar en temas muy técnicos ya que no todo el mundo tiene una cámara con posibilidades de configuración avanzadas, si hay un par de consejos que me gustaría dar a aquellos que si dispongan de cámaras algo mejores:

  • Filtro Polarizador
  • Los que uséis réflex o alguna cámara que permita la colocación del filtros en el objetivo, deberíais considerar la posibilidad de usar un filtro polarizador en vuestras fotos. ¿Por qué? Porque el filtro polarizador permite eliminar reflejos en las superficies metálicas y en los vidrios, por lo que a la hora de fotografiar un coche puede sernos de mucha ayuda. Además, contrasta los colores, especialmente los azules y los verdes, por lo que nos ayudará también en las tomas generales exteriores, proporcionándonos unos cielos más espectaculares.
  • Disparar en RAW
  • Es el "negativo digital". El archivo RAW, básicamente es un formato de archivo que almacena toda la información que el sensor es capaz de captar, por lo que es mucho más rico que un simple JPG. Si domináis cualquier programa de revelado RAW, sabréis como yo que este tipo de archivo es mucho más potente a la hora de hacer retoques en la foto, por lo que si vuestra cámara dispone de este formato de captura no dudéis en usarlo.

Y poco más. Espero que le saquéis partido a las fotos del coche con estos sencillos consejos.

Fotos | © Manolo Toledo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos