Compartir
Publicidad

Una propietaria abandona durante nueve años su coche en un parking y deja 28.000 euros de factura

Una propietaria abandona durante nueve años su coche en un parking y deja 28.000 euros de factura
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son esas historias que parecen irreales, pero que vienen muy bien para recordar ciertos artículos del BOE respecto al aparcamiento de vehículos que se pueden volver en nuestra contra. Según informa El País, la propietaria de un Volvo decidió dejarlo hace nueve años en un parking de concesión privada en el centro de Palma de Mallorca.

Esto ocurrió un 24 de marzo de 2009; lo dejó en una de las plazas, perfectamente aparcado, y nunca más volvió a por él. Acumuló una deuda de 28.000 euros que al parking le ha salido muy cara.

La propietaria fantasma

Parking 2478837 960 720

Han tenido que pasar nueve años para que el coche fuera retirado por la grúa, y es que la empresa propietaria del aparcamiento ha estado todo este tiempo luchando porque la dueña del coche respondiera por él. La razón por la cual el proceso judicial se ha eternizado no ha sido otra que la incomparecencia de la propietaria, y la burocracia.

Cuando se presentó la denuncia en 2012, la factura ya ascendía a más de 21.000 euros, pero se luchaba contra un fantasma que no apareció ni una sola de las veces en las que se requirió su presencia por la vía judicial. Su ausencia a lo largo del litigio desembocó en la adjudicación del vehículo a la empresa concesionaria del parking, previo peritaje.

No fue hasta el año pasado cuando el juzgado autorizó al parking a quedarse con el coche, aunque fue un mal negocio dada la deuda que acumulaba la propietaria y la antigüedad del coche. Sin señales de la dueña, finalmente entró la grúa y se llevó el Volvo al desguace, pero hasta que esto ocurrió tuvo que pasar casi una década.

Si ya van más de seis meses, se considera abandono

Parking Lot 240896 960 720

Hay muchas razones por las que se abandonan vehículos en aparcamientos; algunas más misteriosas que otras. Fallecimiento del propietario, asuntos sin resolver en sus países de origen, robos, confusión acerca de la titularidad del coche tras un divorcio, clientes de empresas de alquiler de coches que prefieren abandonarlos antes que devolverlos...

Pero la ley es clara. Según el Artículo 6 de la Ley 40/2002, de 14 de noviembre, reguladora del contrato de aparcamiento de vehículos, son seis meses el máximo de tiempo para que un vehículo se considere abandonado:

El titular del aparcamiento podrá utilizar el procedimiento previsto en el artículo 71 del texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial [que alude a la pérdida de vigencia por pérdida del crédito de puntos y obtención de un nuevo permiso o licencia de conducción] cuando permanezca un vehículo estacionado de forma continuada en el mismo lugar del aparcamiento por un período de tiempo superior a seis meses de forma que se presuma racionalmente su abandono, bien por su propio estado, por los desperfectos que tenga y que hagan imposible su desplazamiento por medios propios, por no tener placas de matriculación o, en general, por aquellos signos externos que hagan presumir la falta de interés del propietario en su utilización.

Corresponderá al titular del aparcamiento la prueba del abandono del vehículo y del transcurso del período de seis meses.

Una vez que se han superado esos seis meses, el propietario del aparcamiento notifica el abandono a la Policía, que emite una lista a la Jefatura Provincial de Tráfico para que los dueños sean identificados. Vamos, que un particular no puede llamar a la grúa y pedir que se lleve un coche por las buenas. Sin embargo, en muchas ocasiones, como la del Volvo de Mallorca, estos propietarios desaparecen de la faz de la tierra.

El aeropuerto de Barajas, en Madrid, es un auténtico cementerio de coches abandonados; cada cual con una historia que contar y una deuda que aumenta cada día.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio