Publicidad

La primera carretera al Everest estará lista en dos años, pero dicen que será sólo para coches eléctricos

La primera carretera al Everest estará lista en dos años, pero dicen que será sólo para coches eléctricos
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si bien es posible llegar en coche al campo base del Everest, a 5.364 metros sobre el nivel del mar, como ya demostró aquel tipo de Singapur que se plantó allí con su Nissan GT-R, las autoridades nepalíes tienen prevista la construcción de una carretera que estaría lista para el año 2021.

Así pues, en dos años el gobierno de Nepal pretende que esta carretera de altura, con vistas panorámicas de la cordillera del Himalaya, esté ya asfaltada, y facilite en gran medida el acceso al campamento base de la montaña más alta del mundo.

Habitualmente la ruta de entrada al Everest arranca en el peligroso aeropuerto de Tenzing-Hillary, en la ciudad de Lukla, desde donde se inicia después un periplo a pie que puede durar varios días antes de llegar al campo base. En este caso la carretera no llegará hasta el mismo campo base, pero sí quedará mucho más cerca que ahora. La idea es que haya aún trekking por delante.

Everest

El proyecto contempla construir la carretera a partir del último tramo asfaltado, en Khari Khola (2.100 metros), y hasta Chaurikharka (2.860 metros), salvando por el camino unos 760 metros sobre el nivel del mar. Según las autoridades, se han propuesto concluir los trabajos de apertura de pistas entre estas dos localizaciones antes de julio de 2020, y el asfaltado está previsto en 2021.

Everest, zona de cero emisiones

Según ha afirmado a EFE el director administrativo de la región de Khumbu, Ganesh Ghimire, se construirán dos estaciones de autobuses en Khari Kola, desde donde arrancará el nuevo tramo de carretera, pero a partir de este punto sólo se permitirá el acceso a "vehículos eléctricos", ya que la iniciativa pretende convertir la región del Everest en una zona libre de emisiones.

Además, el plan de las autoridades nepalíes también contempla la construcción de un teleférico entre Chaurikharka y Namche Bazaar, la ciudad considertada "la puerta del Himalaya", que se encuentra a 3.440 metros y suele ser un punto de partida para las expediciones al Everest.

Aeropuerto Lukla
Aeropuerto Tenzing-Hillary en Lukla, Nepal.

Una de las razones que ha impulsado este proyecto es poder prescindir del aeropuerto de Lukla que, además de peligroso, suele acumular retrasos y cancelaciones de vuelos con frecuencia debido a la climatología de la zona. Además, los vuelos son bastante caros.

El nuevo tramo asfaltado también abarataría de manera importante el aprovisionamiento de los pequeños pueblos de montaña de la zona, que actualmente reciben la gran mayoría de suministros por vía aérea, lo que encarece todo sobremanera. Pasarían de esta forma de un coste de 1,5 dólares por kilogramo (en avión) a 8 céntimos por kilo (por carretera).

El gobierno nepalí tiene intención de fomentar todavía más el turismo en la zona, a pesar de los "atascos" que se forman en los últimos años en las vías de ascenso al Everest. Y esto probablemente no contente a todo el mundo. Según Ganesh Ghimire, en 2018 la zona recibió 56.303 excursionistas extranjeros, y el objetivo final es llegar al medio millón, aunque no dice cuándo exactamente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir