Compartir
Publicidad
Publicidad

Dime de dónde es tu coche y te diré cómo eres

Dime de dónde es tu coche y te diré cómo eres
Guardar
137 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los clichés sobre los países no son siempre acertados, y son incluso peligrosos cuando alguien se los toma demasiado en serio, pero asumiremos que esta es una cuestión puramente lúdica y trataremos de definir la personalidad de alguien según el origen de su coche.

O, mejor dicho, asignar algunos patrones de comportamiento comunes entre la gente a las marcas de un país. Es algo que he pensado unas cuantas veces, y que ahora me atrevo a compartir con vosotros, a ver si realmente encontráis las mismas asocaciones.

Antes de nada, hay que tener en cuenta que la mayoría de la gente no mira los coches con los mismos ojos que nosotros, los aficionados. Nosotros tenemos una pasión por una o varias marcas, pero a la mayoría de los compradores les gustan modelos en concreto, sin importar la marca.

Además, no compramos los coches con el corazón sino con la cabeza en la mayoría de las ocasiones. Si nos fascina una marca pero se nos va de presupuesto, probablemente tengamos que hacerle caso al bolsillo y optar por algo razonable.

Conclusión: hablamos más de los coches que nos gustaría tener, que no siempre coinciden con los que tenemos.

Alemania

Volkswagen Passat Variant Bluemotion

El primer país por orden alfabético y, probablente, también por aficionados. Alemania y sus coches representan el triunfo de la ingeniería y el trabajo para lograr modelos de mayor calidad.

Que sea cierto o sólo una creencia popular no es la respuesta que buscamos aquí, sino saber qué personas van detrás de ellos. En general podríamos decir que personas más serias, más conservadoras, en el sentido de no querer arriesgar. Con ganas de tener productos de calidad superiores al resto, y buscando un diseño que nadie pueda cuestionar: no sabemos si será el mejor o no, pero nadie podrá decir que es malo.

Italia

Alfa MiTo

Dolce Vita. La pasión, la fuerza del diseño. Sonreír relajado y disfrutar del momento, enamorarse del coche y de la carretera. Me permito robarle el slogan a Alfa-Romeo porque creo que es representativo: el cuore.

Algo así como cuando tenemos un flechazo: quizás no sea la persona (o el coche) más adecuado para nosotros, pero maldita sea, sólo se vive una vez, y no podemos quitar los ojos de ella.

Menos importancia a la fiabilidad o a la potencia (de nuevo, lo que no quiere decir que los coches sean menos fiables o potentes que otros). Carpe diem, a disfrutar del momento, mañana podríamos estar todos muertos.

Estados Unidos

2010 Ford Mustang GT

Caballo grande, ande o no ande. Cierto es que en España apenas se venden coches americanos (Ford no tiene ningún modelo en común, Chevrolet pocos…), pero todos conocemos su espíritu. No nos preocupamos por los recursos, ni por la eficiencia, y el diseño sólo es una herramienta para mostrar lo que hay dentro: la fuerza, la potencia.

Japón

Mitsubishi Lancer Evolution X

Eficiencia. No se trata de conseguir las cosas a cualquier precio, se trata de hacerlo de la mejor forma posible, y ser superiores a igualdad de condiciones. El diseño es más seco, menos mediterraneo, es simplemente un parámetro más de la calidad.

Corea

Hyundai Santa Fe

La búsqueda de lo económico. La pasión está en conseguir la misma sensación y utilidad por menos precio, para poder dedicarlo a otras cosas. el coche es sólo un instrumento.

Francia

Renault Clio

Una mezcla entre Italia y Corea: buscamos la felicidad, pero realmente no necesitamos gastar más para conseguirla: un coche correcto con un diseño atrevido, y no nos importa si no es perfecto o falla una pequeña cosa: no somos unos paranoicos de la calidad.

Reino Unido

Imagen 2.png

Aunque Mini y Rolls-Royce no representan un gran porcentaje de las ventas en España, sí podemos sacar una característica común: elegancia clásica. Un té a las cinco de la tarde, nuestra ropa elegante y nuestro coche británico.


Ahora es vuestro turno. Los comentarios para completar, apoyar o rebatir los clichés (repito, que nadie se lo tome demasiado en serio). Y la encuesta para ver qué país nos enamora más a la hora de producir coches.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos