Compartir
Publicidad

El premio al piloto joven británico del año que todas las federaciones de automovilismo deberían copiar

El premio al piloto joven británico del año que todas las federaciones de automovilismo deberían copiar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El McLaren Autosport BRDC Award es un reconocimiento que el equipo McLaren, la revista británica Autosport y el British Racing Drivers' Club entregan cada año desde 1989 a una joven promesa del automovilismo británico. Además del Trofeo Chris Bristow -en honor al piloto británico fallecido en el GP de Bélgica de 1960- en los Autosport Awards, el vencedor recibe 100.000£ (113.227 euros) y un test en un Fórmula 1.

El año pasado el ganador de este premio fue Dan Ticktum gracias a su victoria en el reputado Máster de Fórmula 3 en Macao. Tras haber terminado la temporada 2018 en segunda posición del Campeonato Europeo de Fórmula 3 tras Mick Schumacher, el también piloto del programa de jóvenes promesas de Red Bull, ha podido subirse por primera vez en un Fórmula 1 en el circuito de Silverstone. Se ha puesto al volante de un McLaren MP4-28 de 2013.

Un listado de premiados de primer nivel

David Coulthard

El primer ganador del McLaren Autosport BRDC Award en 1989 fue David Coulthard. No se puede decir que los jueces hayan tenido mal ojo al elegir a los campeones para este trofeo. Entre los premiados figuran nombres del nivel del expiloto de Fórmula 1 Jenson Button, Paul di Resta, Anthony Davidson, el cuatro veces campeón de la Inydcar Dario Franchitti, los pilotos de DTM Gary Paffet y Jamie Green... y un largo etcétera en este listado lleno de estrellas.

El proceso de selección se ha endurecido con el tiempo. A día de hoy el público propone pilotos y son unos jueces los encargados de seleccionar a los mejores, en 2018 son cuatro. Los nominados son llamados a tomar parte en un fin de semana de test en el que deben demostrar su habilidad a manos de distintas máquinas. Los cuatro nominados para 2019, Jamie Caroline, Max Fewtrell, Tom Gamble y Kiern Jewiss, se las tendrán que ver con un Williams JPH1B Formula 2, un Ligier LMP3 y un McLaren 650S GT3.

Los candidatos deben demostrar también su resistencia física, su habilidad en el simulador y pasar una entrevista con los jueces. Este equipo está formado por una representación de las tres partes que entregan el premio McLaren, Autosport y el BRDC con el presidente del British Racing Drivers’ Club, Derek Warwick, a la cabeza. Entre ellos suele haber expilotos de Fórmula 1, expertos técnicos y especialistas en automovilismo.

Una forma de promover el talento local

Mikel Azkona Etcr

Esta iniciativa que ha premiado el talento a lo largo de sus casi treinta años de historia, debería servir de ejemplo para el resto de países. Si bien es cierto que por cultura automovilística Gran Bretaña nos lleva años de ventaja y que en su caso hay varios equipos británicos en F1, en otros países las respectivas federaciones y empresas relacionadas con el automovilismo deberían premiar de alguna forma el talento. ¡No hay que olvidar que el premio del que te hablamos te abre las puertas de un equipo de F1 y un premio muy valioso para seguir ascendiendo en tu carrera deportiva!

En España a lo largo de la historia hemos tenido muchos pilotos con talento que se han encontrado con numerosos problemas, y que aún a día de hoy se los encuentran -véase a Roberto Merhi rascando fin de semanas en Fórmula 2-, para abrirse paso en este complicado mundo. Por ejemplo, el pasado fin de semana el navarro Mikel Azcona se ha proclamado Campeón de la Copa Europea de TCR y aunque le gustaría, aún no sabe si podrá dar el salto al mundial el próximo año. No hay por qué promover solo monoplazas, hay multitud de especialidades en las que desde nuestra cantera de pilotos salen corredores con gran talento y que se quedan por el camino por falta de recursos. A veces ni siquiera dan el salto del karting a los fórmulas...

En los tiempos de apoyo del Banco Santander a Ferrari, se entregó una beca a un joven talento seleccionado del karting, que consistía en un premio económico que ayudara a comenzar a correr en fórmulas de promoción y varias jornadas de entrenamiento en la sede de Ferrari en Maranello. Lástima que no haya más iniciativas así.

Una iniciativa de este carácter podría ayudar a las jóvenes promesas de nuestro país. No tiene por qué haber un premio tan elevado -aunque los programas de competición de hoy en día cuestan eso- ni un test en Fórmula 1, pero sí dar más visibilidad a los jóvenes de talento de nuestro país.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio