Compartir
Publicidad
Publicidad

Ocho meses sin coche por culpa de la grúa

Ocho meses sin coche por culpa de la grúa
Guardar
62 Comentarios
Publicidad

Desde Valencia nos llega una noticia que destaca por su nivel de surrealismo, que habría erizado el bigote hasta al mismísimo Dalí. Pongámonos en antecedentes. El 2 de febrero una estudiante granadina de la Universidad de Valencia aparcó su Nissan Micra en la calle Pintor Monleón. Se fue dos días a Vitoria, y cuando volvió, el coche había desaparecido.

No sabía si se lo habían robado, así que empezó a hacer llamadas. El coche acabó apareciendo en el depósito de la grúa, por “estar abandonado”. Cuando quiso retirarlo, le dijeron que tenía que pagar. Como buena estudiante de Derecho, y alguien consciente de cómo son las leyes, se negó a pagar, y empezó una batalla contra el Ayuntamiento de Valencia.

La Ley dice que un coche, si está más de un mes aparcado en el mismo sitio, se considera abandonado, y a partir de entonces debe notificarse al dueño que tiene 30 días para moverlo o se considerará un RSU (residuo sólido urbano). Obviamente nada de esto ocurrió, y ya van ocho meses sin coche.

Primero el Ayto. dijo que estaba abandonado, luego puso la excusa de que no tenía seguro, cosa que tampoco era cierta, ¡porque aún tiene el seguro en vigor! El coche acabó en el depósito de Paiporta, donde ha sufrido un grave deterioro, no solo por la intemperie. Lo vio con sus propios ojos.

La estudiante, Nerea, afirma que en el coche había un mechero (no fuma), instrucciones de un carrito de bebé (no tiene hijos) o el guardabarros de otro coche metido a lo bestia en el interior, por supuesto rompiendo el cristal. La primera vez que vio el coche en el depósito estaba en buen estado. ¿Pero esto qué es?

Nerea tenía ese coche de segunda mano para ir a ver a su madre a Granada. El valor es lo de menos, lo que es inadmisible es que no exista ninguna diferencia en que te robe el coche un caco común, o un empleado municipal. Le deseo a Nerea no solo que recupere su coche en el estado que lo dejó en la calle, sino que obtenga una debida compensación.

¡Suerte!

Fuente | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos