Compartir
Publicidad

Nissan llevará al CES de Las Vegas la conectividad cerebral con los coches autónomos

Nissan llevará al CES de Las Vegas la conectividad cerebral con los coches autónomos
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La comunicación entre coches V2V o 'Vehicle to Vehicle' deberá avanzar a pasos agigantados para revolucionar la movilidad, ya que la industria ha dado el salto a la comunicación 'Brain-to-vehicle' o B2V, es decir, entre el coche y nuestro cerebro.

Nissan presentará en el CES de Las Vegas, que comienza el próximo 7 de enero, la investigación que permitirá a los vehículos interpretar las señales del cerebro del conductor, redefiniendo cómo las personas interactúan con sus automóviles. Predecir y detectar son los pilares básicos de esta tecnología.

Acelerar los tiempos de reacción

Nissan

La tecnología B2V de la firma nipona es el primer sistema de este tipo: el conductor usa un dispositivo en forma de casco que mide la actividad de la onda cerebral, que luego se analiza mediante sistemas autónomos. Según Nissan, al anticipar el movimiento previsto, los sistemas pueden tomar medidas, como girar el volante o ralentizar el automóvil de 0,2 a 0,5 segundos más rápido que el conductor de manera casi imperceptible.

Se trata de acelerar los tiempos de reacción y adaptar a su vez la conducción autónoma a la conducción humana (¿recuerdas cuando decíamos que los coches autónomos conducen demasiado bien, y eso es un problema?). Nissan ha echado mano de la tecnología de decodificación del cerebro para predecir así las acciones del conductor y detectar molestias.

Nissan

¿Cómo? A través de dispositivos y algoritmos que interpretan las señales que graban de la corteza motora, responsable de los procesos de planificación, control y ejecución de las funciones motoras voluntarias. Por ejemplo, el sistema será capaz de comunicar a un coche autónomo que el conductor girará el volante 300 milisegundos antes de que lo haga, de forma que se pueda sincronizar la acción con el soporte tecnológico.

Al detectar que el cerebro del conductor está a punto de iniciar un movimiento, como girar el volante o presionar el pedal del acelerador, las tecnologías de asistencia al conductor pueden comenzar la acción más rápidamente. Esto puede mejorar los tiempos de reacción y mejorar la conducción manual, afirma la marca. También, al detectar y evaluar la incomodidad del conductor, la inteligencia artificial puede cambiar la configuración de conducción o el estilo de conducción cuando está en modo autónomo.

Nissan

Lo más alucinante de todo es el hecho de que uno de los usos pueda ser el de la realidad aumentada, ajustando el entorno del vehículo para cambiar lo que el conductor ve y poder crear un entorno más relajante. Lo que desconocemos por el momento es cuándo el uso de este tipo de tecnología no supondrá un peligro añadido a la conducción.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos