Publicidad

Por qué hoy un neumático puede decidir la victoria en las competiciones automovilísticas

Por qué hoy un neumático puede decidir la victoria en las competiciones automovilísticas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Un neumático es mucho más que un anillo de goma lleno de aire. Es un producto de alta ingeniería, fabricado en múltiples formas y tipos, diseñado para superar una gran cantidad de desafíos. De hecho, es el único punto de contacto entre el firme y el vehículo. Por esto, los pilotos de carreras, cuando hablan de ‘oro negro’, no se refieran a la gasolina, sino a los neumáticos.

Todo lo que los ingenieros han diseñado, los testers han planteado y una fábrica ha construido se traduce en el neumático. El punto donde se descarga toda la experiencia, habilidad, coraje y sensibilidad del piloto. Cada uno tiene su estilo y su manera de desgastarlos. En la F1, Kimi Raikkonen es famoso por su estilo de conducción agresivo, procedente de su experiencia en los rallies del norte, que provoca un desgaste rápido de los neumáticos. Sebastian Vettel es todo lo contrario.

Tatiana Calderón, la primera mujer en llegar a la F2, tiene claro lo importante que son los neumáticos para su deporte. "Vi que venía detrás mío Mick Schumacher y aquí es muy difícil adelantar. No quería darle el puesto gratis e intente pelear. Obviamente, tenía neumáticos un poco más frescos que yo", señaló Calderón en declaraciones a El Español tras el GP de Mónaco.

Esta es la realidad de las carreras, la calidad de los neumáticos y la capacidad de todo el equipo, desde los mecánicos a los pilotos, para sacar lo mejor de ellos pueden decidir la victoria. Bajo esta gran presión, los ingenieros que se dedican a la fabricación de los neumáticos deben mantener la cabeza bien fría. En cada tramo del circuito, recopilan minuciosamente todos los datos para respaldar con un trabajo conjunto a todos los equipos en la lucha por unos tiempos de vuelta más rápidos, con el título como última meta.

Fruto de la ingeniería de precisión

Para un observador inexperto, todos los neumáticos son redondos y negros. Pero estas son las únicas características que comparten los neumáticos normales de carretera con los que se emplean en las competiciones deportivas.

La complejidad de un neumático es sorprendente, y existen al menos dos aspectos fundamentales en ellos: la mezcla y el perfil de la banda de rodadura. Ambas características están determinadas por el entorno y las condiciones de uso. Dado que el neumático actúa como único enlace entre el vehículo y la carretera, debe garantizar un equilibrio entre agarre, durabilidad, comodidad, tracción, ruido y consumo energético. Además, deben tenerse en cuenta elementos como el frenado y el agarre en mojado, o la rigidez en las curvas.

Existen, al menos, dos aspectos fundamentales en la fabricación de un neumático: su composición y la banda de rodadura

En la mezcla entran hasta treinta ingredientes diferentes: caucho natural, sintético, sílice, humo negro, aceites (vegetales y de otro tipo), etc. Por lo general, los fabricantes proponen diferentes soluciones que se prueban en el laboratorio y en la pista. De hecho, según el diseño de la banda de rodadura, los compuestos ofrecen diferentes prestaciones.

El otro componente fundamental de nuestro protagonista es la carcasa, el "esqueleto" cubierto con la goma. Esta banda de rodadura exterior integra telas de diferentes materiales, incluidos Kevlar, acero y plásticos. Los prototipos se prueban en el laboratorio, donde se buscan fortalezas y debilidades. En particular: durabilidad, fricción, desgaste prematuro, resistencia a la perforación y explosión.

Todo se hace con máquinas que simulan diversas situaciones a diferentes velocidades y temperaturas. Solo después de muchos kilómetros en el simulador, los neumáticos se liberan para las pruebas en pista. Obviamente, todo este ingente y minucioso trabajo viene dado por las capacidad de investigación y desarrollo que posea cada fabricante.

neumáticos

Un neumático para cada clima

Igual que Tatiana Calderón, todos los protagonistas de los deportes de motor son conscientes de la enorme importancia de esta pieza. Una importancia igual o mayor que la aerodinámica o el motor. Por tanto, el neumático debe elegirse en función de las características del coche, el terreno, las condiciones climáticas y el estilo de conducción del piloto. Y en todos esos casos ha de garantizar la mejor adherencia posible. Es por eso que en el deporte profesional existe una amplia gama de neumáticos, adaptados a las características de un rally o de un gran premio.

El Slick se destina a las carreteras asfaltadas y en seco. Se distingue por la ausencia casi total de dibujo en la banda de rodadura. Existen varias clases según el tipo de asfalto, la temperatura y la posibilidad de que en algunos puntos de la pista la superficie pueda estar húmeda. La temperatura óptima de operación es de más de 80° C. Al sobrepasar este valor, el neumático se vuelve pegajoso, asegurando una perfecta adherencia a la superficie.

Los neumáticos Rain o Wet están diseñados para superficies mojadas. Se fabrican con una mezcla muy suave y tienen varias muescas y surcos largos para drenar el agua. Su perfil profundo permite alcanzar velocidades muy altas en carreteras mojadas y elimina el fenómeno del aquaplaning. El compuesto blando provoca un consumo rápido en una superficie seca. La temperatura óptima de uso es de 60° C. Por encima de esta, se utilizan una ruedas de tipo ‘intermedio' que llenan el espacio entre las superficies secas y mojadas.

neumáticos

Y para cada terreno

Los neumáticos para pistas de tierra aportan una gran resistencia. Se usan en los rallies y se organizan en distintas propuestas dependiendo de si se usan en superficies arenosas ─como las largas carreras en los desiertos de África─, pedregosas, secas o húmedas. La experiencia obtenida de las competiciones de rally es aprovechada en la producción de neumáticos para SUV y todoterrenos. La gran profundidad de la banda de rodadura tiene una influencia positiva en la vida útil del neumático y en su resistencia al daño, pero entorpece el movimiento.

También hay opciones para nieve y hielo, un verdadero reto para los fabricantes de neumáticos de carreras. Por ejemplo, el famoso Rally de Montecarlo pasa por firmes secos y otros cubiertos de nieve y hielo. Los proveedores apuestan por neumáticos de invierno con la opción de colocar clavos y por neumáticos muy estrechos con clavos, adecuados para abordar carreteras heladas como las del Rally de Suecia. El ancho reducido de la rueda tiene el propósito de aumentar la presión sobre la superficie y, por lo tanto, garantizar un mejor agarre en condiciones extremas.

carreras

Un ingrediente esencial para la victoria

Con este grado de complejidad en juego, es esencial que los fabricantes maduren una experiencia directa, resultado de años de compromiso en las principales competiciones continentales. Hankook lleva años apoyando eventos automovilísticos de primer orden. Con su gama de neumáticos premium Ventus, es uno de los principales proveedores de carreras y rallies nacionales e internacionales. Cada temporada, este neumático de competición impresiona por su alto rendimiento, nivel de consistencia y máxima seguridad en series de renombre como el DTM, la 24 Horas Series, la Serie W, la Fórmula Renault Eurocup o en las 24 Horas de Nürburgring.

"Llevamos ocho años cooperando con el DTM con mucho éxito y a un nivel muy alto" - Manfred Sandbichler, director de Motorsport en Hankook Tire Europe

Manfred Sandbichler, director de Motorsport en Hankook Tire Europe, asegura: “Llevamos ocho años cooperando con el DTM con mucho éxito y a un nivel muy alto. Es un reto especial ofrecer un apoyo óptimo, en forma de neumáticos y conocimientos técnicos, a fabricantes tan destacados. La asociación con el DTM es una gran historia de éxito y es algo de lo que estamos muy orgullosos“.

La colaboración entre grandes fabricantes de neumáticos y los protagonistas de las carreras es fundamental para asegurar un espectáculo cada año más emocionante. Según Florian Kamelger, principal responsable de R-Motorsport de Aston Martin: "Durante los aproximadamente nueve años de cooperación, Hankook y el DTM se han convertido en un modelo de colaboración sin rival en el automovilismo profesional. Este proveedor de neumáticos ofrece una calidad ejemplar sin la cual el nivel de la competición actual sería inconcebible”.

Gerhard Berger, expiloto de F1 y máximo responsable del ITR, explica: "Para el papel del DTM como plataforma de tecnología y marketing, es importante contar con una empresa de talla mundial como Hankook, con quien podemos abrir nuevos caminos y realizar mejoras continuamente en la competición. Tengo muchas esperanzas depositadas en estos cuatro apasionantes años de colaboración”.

hankook

Tecnología puntera al alcance de todos

Los neumáticos de competición se caracterizan por su tecnología absolutamente puntera, diseñada para ofrecer a los pilotos una calidad del máximo nivel en todas las condiciones. A raíz de este esfuerzo, todos los datos y la experiencia obtenida en los circuitos internacionales se invierte e incorpora en el desarrollo y la producción en serie. El resultado de este extraordinario trabajo se pone al alcance de todo el mundo.

Hankook, bajo el lema "Driving Emotion" lleva este nivel de desarrollo a sus neumáticos de carretera Ventus S1 evo2, V12 evo2 y el último Ventus S1 evo 3, todos basados en la tecnología de competición del DTM. Es el fruto de un trabajo llevado a cabo en años de simbiosis con los principales fabricantes de automóviles del mundo. Algo que se traduce en una propuesta capaz de poner ese ‘oro negro’ de los pilotos a disposición de todos los automovilistas.

Imágenes | Hankook

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir