Publicidad

La mitad de los conductores ya prefieren un SUV. Así se adaptan al reto ecológico de 2020

La mitad de los conductores ya prefieren un SUV. Así se adaptan al reto ecológico de 2020
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

El SUV es el vehículo de moda de los últimos años. Por sus características, es un coche que se adapta a la perfección a nuestro estilo de vida urbano, y que nos facilita muchas tareas del día a día. Por eso, los fabricantes están haciendo grandes esfuerzos por diseñar y fabricar vehículos de esta categoría. Se buscan modelos que puedan convertirse en éxito de ventas, y que estén acordes a los nuevos retos medioambientales urbanos. La ciudad de las próximas décadas exige para ello vehículos de máxima eficiencia y mínimos consumos.

En las próximas líneas veremos cómo la categoría SUV se ha adaptado a este nuevo patrón, sin dejar de atender las demandas de los consumidores. Para ello tomaremos de ejemplo el nuevo Hyundai Kona Híbrido eléctrico, que promete convertirse en un éxito de ventas. Y se trata de un SUV que, gracias a su motorización híbrida, cumple todos esos requisitos medioambientales, por lo que consigue el distintivo ambiental ECO.

Vehículos cada vez más ecológicos

Kona Suv 05

Para conseguir responder a estos retos medioambientales que mencionamos, la Unión Europea decidió hace ya varios años impulsar medidas para una movilidad más sostenible. Entre esas medidas se encuentra la CAFE (Corporate Average Fuel Emissions), que impone determinados límites de emisiones de CO2 a los nuevos vehículos. La cifra para 2020 será de una media por vehículo de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, cifra que podrá variar en cada fabricante por factores como el número de unidades vendidas al año o del peso medio de sus vehículos. El objetivo de estas variables no es favorecer a determinados fabricantes sobre otros, sino precisamente lo que se busca es no favorecer ni perjudicar a ningún segmento de automóviles.

Para calcular la media de emisiones para cada fabricante, se toma como referencia la cifra obtenida por cada modelo en el ciclo de homologación WLTP (World Harmonized Light-duty Vehicle Test Procedure). Este sistema, que en 2018 sustituyó al anterior NECD, es más exigente aún, pues se realiza con pruebas de conducción más ajustadas a la realidad. Ello ha exigido un sobresfuerzo a los fabricantes, que el año pasado vieron de pronto como con la nueva prueba, se veían incrementadas sus cifras de emisiones. Teniendo en cuenta además que el límite impuesto se irá reduciendo año a año, quedando por debajo de los 80 g/km 2025 y de los 60 g/km en 2030.

Para calcular el nivel de emisiones de cada fabricante, se halla la media de las emisiones de todas las unidades y de todos y cada uno de sus modelos. En el caso de los grupos automovilísticos, será la media de las emisiones de todas las marcas del mismo. Por su parte, el compromiso de la Unión Europea con la reducción de emisiones es total. De hecho, los límites de la CAFE son los más bajos impuestos por una institución; en 2020 China tiene un objetivo de 117 g/km, Japón de 122 g/km y Estados Unidos de 125 g/km.

La importancia del SUV híbrido para un futuro eléctrico

Kona Suv 02

Para poder lograr esos objetivos y situarse por debajo de los 95 g/km, es indispensable que los fabricantes puedan apostar por vehículos de motorización eléctrica. Y que lo hagan además en los segmentos y categorías más populares entre el público, para que el número de unidades puestas en circulación sea mayor. Ya hemos hablado de que el vehículo más popular actualmente, y con mayor potencial de crecimiento, es el SUV. La cuota de mercado de este tipo de vehículos en España ha alcanzado el 45,4% a finales de 2019 y ya se venden más de 90.000 unidades al mes.

Si además se trata de SUV híbridos, los compradores vivirán una transición hacia la movilidad eléctrica más suave y paulatina que con un eléctrico puro. Con ello, las reticencias a esta nueva tecnología serán menores, y garantizarán el éxito de los modelos híbridos. Que este fenómeno suceda en la categoría de los SUV beneficia además a la industria, ya que el mayor margen que tiene este tipo de vehículos, permite a los fabricantes invertir en el desarrollo de motores eléctricos más económicos y eficientes.

Poniendo el ejemplo de Hyundai, sabemos que el fabricante coreano desde 2017 ha vendido 120.000 unidades del Kona (20.000 en España) en todas sus versiones. Y su gran relación calidad-precio le ha valido el galardón de Mejor Coche del Año 2019 en España. La versión Kona Híbrido eléctrico está disponible en el mes de enero desde 21.090 euros, siendo además muy competitivo para la categoría de los SUV híbridos. Todo ello significa unas excelentes previsiones de venta y un amplio margen para la inclusión de sistemas de hibridación más eficientes. Para muestra, el sistema ECO-DAS de control predictivo de energía y la Guía de Navegación, que informan al conductor de las situaciones en las que puede reducir el consumo de combustible.

SUV más urbanos para nuestro día a día

Kona Prueba

En este sentido, es importante la capacidad de optimización de los SUV por parte de los  fabricantes, por ejemplo en el aspecto de las dimensiones y el espacio interior. La categoría denominada como B-SUV, con menos de 4,30 metros de largo, responde a esta necesidad: un tamaño compacto sin renunciar al espacio. Por ejemplo, el Hyundai Kona Híbrido eléctrico mide 4,16 metros y ofrece 361 litros de maletero y 1.143 litros abatiendo los asientos traseros. Con ello podemos disfrutar de un vehículo ágil y cómodo de conducir por la ciudad, y espacio de sobra para realizar nuestras tareas diarias.

Con todo ello (motorización híbrida, precio accesible y facilidad de uso) Hyundai ha conseguido ofrecer al mercado un superventas con distintivo ambiental ECO. Lo que responde al origen de este artículo: la necesidad de ofrecer a los consumidores vehículos que se adapten a las demandas del mercado, y a la vez a las necesidades de la movilidad de los próximos años.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios