Compartir
Publicidad

Madrid consigue los índices más bajos desde 2010 gracias a Madrid Central, según Ecologistas en Acción

Madrid consigue los índices más bajos desde 2010 gracias a Madrid Central, según Ecologistas en Acción
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Madrid Central, que ha sido uno de los principales escenarios de batalla en las elecciones municipales en la capital, ha demostrado su eficacia para reducir los niveles de contaminación en la urbe. Al menos así lo demuestra un análisis de Ecologistas en Acción, que en este mes de mayo ha alcanzando mínimos históricos.

Recordemos que la zona de bajas emisiones de Madrid es una de las medidas de reducción de emisiones que ha permitido a España estar en moratoria de una sanción por parte de la Unión Europea (UE) por incumplir los niveles de contaminación desde hace casi una década.

Esta iniciativa ha sido puesta en duda por varios grupos políticos de la oposición, cuyo cese se ha colocado en el epicentro de sus promesas electorales. Propuesta que no será tan sencilla de cumplir: ya que es un proyecto aprobado por el gobierno comunitario, además de entrar en contradicción por lo recogido en el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático aprobado por el Gobierno.

A ello se suma la inversión realizada para aumentar el espacio peatonal en calles como la Gran Vía, el apoyo ciudadano a la medida, así como los propios datos aportados por Ecologistas en Acción que demuestran la efectividad del proyecto.

Efecto contagio

Mad Central

Según el último informe de la confederación ecologista, del que se hace eco El País, mayo ha sido el mes que menores índices medios ha registrado en 14 de las 24 estaciones que conforman la red de medición de Madrid desde que se conformara tal y como la conocemos hoy en enero de 2010.

El análisis asevera que el valor medio registrado en los medidores de la capital ha sido de 22 microgramos de dióxido de nitrógeno (NO₂). Asimismo, según estos datos, la estación ubicada en la Plaza del Carmen, la única que se ubica dentro del perímetro de Madrid Central, ha experimentado una reducción del 44 % respecto a mayo de 2018 y del 26 % en comparación a los años de índices más bajos, que data de 2013 y 2014. Y todo ello teniendo en cuenta que sólo ha llovido un día.

La reducción sigue la tendencia del pasado mes de abril, que en dicha estación registró un valor medio de 22 microgramos de NO₂, un 48 % menor al del mismo periodo del año pasado y un 23 % más bajo que el recogido en abril de 2012, hasta el momento, el más bajo de toda la serie.

madrid central

A nivel general, según Ecologistas en Acción, todas las estaciones madrileñas han registrado niveles contaminantes menores en este 2019 en comparación al mismo periodo del año pasado. Y si bien la reducción ha sido significativa dentro de Madrid Central, también se ha registrado descensos en las zonas circundantes. Por ello, la organización asevera que "no existe efecto frontera, más bien se observa lo contrario, un efecto contagio", refiriéndose a uno de los argumentos esgrimidos por Partido Popular o Ciudadanos.

"Por sentido común, debemos proteger las medidas que hacen de Madrid un hogar más saludable, en la línea de ciudades como París, Berlín o Londres”, defiende Manuela Carmena, según recoge El País. En la misma línea se mueve Ecologistas en Acción, que ha aseverado que "eliminarlo o matizarlo es un auténtico despropósito" ya que los datos "indican de forma nítida que esta medida de limitación del tráfico ejerce un efecto positivo sobre la calidad del aire en la ciudad de Madrid".

Asignaturas pendientes: Plaza Elíptica

Madrid Central: todo lo que necesitas saber

Si bien la tendencia de reducción de emisiones ha sido positiva en la mayoría de estaciones, el medidor ubicado en Plaza Elíptica ha sido señalado como punto negro de emisiones de NO₂ de la capital española: el pasado mes de febrero el límite de este gas tóxico se superó en esta estación nada menos que 19 veces según los parámetros fijados por la UE.

La propia organización de ecologistas denunció este hecho, asegurando que si no se ponían en marcha medidas para reducir las emisiones en este punto, Madrid no podría cumplir este 2019 los límites legales fijados por Europa. Y es que proyectos como el protocolo anticontaminación, endurecido el año pasado, así como Madrid Central, no han servido para reducir la contaminación en esta zona (en el último caso, por estar lejos del périmetro de la zona libre de emisiones).

Según Ecologistas en Acción, la causa se encuentra en el alto volumen de tráfico que experimenta diariamente Plaza Elíptica, a consecuencia de la entrada a la capital por la autovía Madrid Toledo (A-42), a lo que se suma la existencia de un colegio en la misma plaza, así como la habitual afluencia de autobuses privados de empresas.

Para hacerle frente, la confederación instaba al ayuntamiento a poner en marcha un plan específico, además de solicitar otras medidas como la mejora del servicio de la red de Cercanías, la colocación de carriles bus (propuestos y no ejecutados), así como prolonga la línea 11 de metro o modificar el recorrido de las líneas de EMT que pasan por la zona.

Por ello, la organización ha vuelto a recordar en su último informe que no hacen falta más zonas de bajas emisiones y no menos: "El éxito de esta actuación señala el camino a seguir para resolver problemas pendientes de la contaminación atmosférica de la capital, como el de los puntos más conflictivos de tráfico (por ejemplo, Plaza Elíptica y Escuelas Aguirre) o el elevado tráfico que soportan las vías de acceso a Madrid y su impacto en la población del entorno (como las actuaciones sobre el acceso a Madrid por la A-5). Hace falta más Madrid Central, no menos".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio