Compartir
Publicidad

El cofre de techo que sube y baja para facilitar su carga

El cofre de techo que sube y baja para facilitar su carga
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando necesitamos capacidad de carga extra los cofres de techo son una interesante solución, de hecho nos permiten tener un coche de un tamaño ajustado que nos facilite el día a día en vez de un coche más grande sólo para uno o dos viajes al año. Pero no todo son ventajas con los cofres de techo y hay condicionantes que pueden quitarnos su compra de la cabeza.

Además del engorro que suele significar su montaje y desmontaje, el incremento en consumo que experimentaremos y una pérdida de estabilidad debido a la elevación del centro de gravedad, no son cómodos a la hora de cargarlos. Si a esto le sumas un coche alto y/o que la persona encargada de su manipulación no sea muy alta, más que una ventaja el cofre puede ser una tortura.

Puedes recurrir a una pequeña escalera, a pisotear los asientos o a instalar este sistema de elevación diseñado por Paul Buller, el RazerLift. Por el momento es un prototipo que se está perfeccionando y se quiere adaptar para que sea compatible con las principales marcas de portaequipajes.

Consiste en un motor eléctrico y un conjunto de brazos que son capaces de hacer descender el cofre de techo hasta más o menos la altura de la cintura bajándolo por el lateral del vehículo. Soporta una carga de hasta 45 kilos y existe la posibilidad de montar un sistema en paralelo para aprovechar los dos lados del techo.

Razerlift1

El precio estimado del modelo de producción es de 775 dólares y 1.400 para la versión doble. Aparte del precio encontramos más puntos mejorables a este invento. Por un lado la imposibilidad de quitar y poner en función de las necesidades y también el lado estético, ya que las barras portaequipajes son más gruesas, altas, sobresalen por los lados del vehículo y el motor también afea el conjunto.

Vía | Gizmag

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio