Y ahora, ¿qué? Carlos Sainz Jr, con un futuro incierto

Y ahora, ¿qué? Carlos Sainz Jr, con un futuro incierto
Sin comentarios

Eres un joven piloto muy prometedor, cuentas con el apoyo del mejor programa de desarrollo de pilotos y de dos patrocinadores personales con dinero. Has probado coches de Fórmula 1 y lo has hecho bien y acabas de ganar la Fórmula Renault 3.5, uno de los dos campeonatos que están justo por debajo de la Fórmula 1. Listo para subir, ¿no? Puede que sí, pero la vida no es tan sencilla.

La situación de Carlos Sainz Jr después de proclamarse campeón de la Fórmula Renault 3.5 en Jerez debería ser envidiable. Ha hecho todo lo que tenía que hacer para llegar a la categoría reina (y ha contado con el apoyo de Red Bull incluso cuando los resultados no estaban del todo ahí) y ha ganado un campeonato que hombres como Daniel Ricciardo, Jean-Eric Vergne o Jaime Alguersuari no ganaron.

Entonces, ¿qué hace que no haya confirmación sobre el futuro del madrileño en la Fórmula 1? Como dirían los ingleses, timing. Sainz tuvo una oportunidad de oro el año pasado. Antonio Felix da Costa decepcionó a Red Bull y el programa de desarrollo miró más allá del portugués. Pero quien destacó, aprovechó las oportunidades y ganó el título de GP3 fue Daniil Kvyat, no Carlos Sainz Jr.

Un Daniil Kvyat que tras ganar en 2013 la GP3 y estar en 2014 en Toro Rosso, en 2015 estará en Red Bull. Lo que pudo haber sido. Si la GP3 la hubiera ganado un español o incluso si hubiera terminado por delante del ruso, en 2015 podríamos tener a un compatriota en un Red Bull. Pero no fue así y a Sainz Jr le salió un trabajo importante; ganar la Fórmula Renault 3.5.

Carlos Sainz Jr - Spa 2014 Fórmula Renault 3.5

Una tarea para nada sencilla pero más que posible con el talento del piloto y con el soporte técnico de DAMS. Parecía, tras las primeras carreras, que la subida de Sainz a Toro Rosso en 2015 como compañero de Kvyat estaba garantizada. Y ahí es donde entra en juego el timing. Aparece Max Verstappen, un piloto con un futuro prometedor que llama la atención de Red Bull.

La llama lo suficiente como para que la marca de bebidas energéticas se salte a la torera sus propios estándares y le suba a uno de los coches de Faenza en 2015. De nuevo, Sainz está fuera de juego. A pesar de estar liderando un campeonato que ha acabado ganando (aunque quizás con menos autoridad de lo que algunos esperaban, cortesía del buen final de año de Roberto Merhi y Pierre Gasly).

Sin comerlo ni beberlo y solo por la "política" de no perder a un piloto que les parece interesante, Sainz se perdía un volante que debería haber sido suyo por derecho... o por lo menos, por lógica si tenemos en cuenta cómo funciona el programa de jóvenes pilotos de Red Bull. Al final, no hay que olvidar que el equipo es propiedad de Red Bull y ellos tienen el derecho de subir y bajar a quienes les parezca, que por algo pagan ellos.

Lo que nos lleva al tema del dinero, otro asunto interesante que a pesar de la reciente apertura de un volante en Toro Rosso por la marcha de Vettel y el ascenso de Kvyat, podría complicarle el futuro al hijo del Matador. Los últimos rumores apuntan a la posible marcha de Cepsa de la Fórmula 1, llegando incluso a retirar el apoyo a Carlos Sainz Jr. Desde Red Bull, le piden al madrileño que mantena el acuerto.

Puede que mantener el patrocinio de Cepsa sea necesario para que Sainz se suba al Toro Rosso en 2015 al lado de Verstappen, convenciendo con él más que la experiencia de un Jean-Eric Vergne que quiere seguir en la categoría reina. Puede que se suba sin ese dinero, aunque con las opciones de Red Bull, sea menos probable. También es posible que haya otras salidas fuera de los toros rojos...

Temas
Comentarios cerrados
Inicio